Brittany Ferries inaugurará el 1 de marzo el buque 'Santoña', que conectará Santander con Portsmouth

Brittany Ferries ha presentado este jueves en el estand de Cantabria en la Feria Internacional del Turismo (FITUR) su buque de gas natural licuado 'Santoña', que se inaugurará el 1 de marzo y conectará dos veces por semana (miércoles y domingos) Santander con la ciudad inglesa de Portsmouth.

Así lo ha dado a conocer el director de Brittany Ferries en España, Roberto Castilla, que ha destacado que es un "honor" que tras 45 años operando en la comunidad autónoma, por primera vez un buque de la compañía lleve el nombre de una ciudad de la región.

Asimismo, ha cifrado en 239.000 los pasajeros que la compañía trasladó desde Reino Unido a Cantabria durante el año 2022, siendo más del 30 por ciento los turistas que decidieron quedarse en la región y no moverse a otras partes de España.

Según ha destacado, el buque 'Santoña', que funcionará gracias al gas natural licuado, forma parte de la renovación de la flota de la naviera francesa en base a una "transición energética vital para Brittany Ferries".

El director comercial de Brittany Ferries, Fréderic Dumoulin, ha sido el encargado de detallar durante la presentación los aspectos técnicos de este nuevo buque, haciendo también un recorrido por la historia de la naviera.

A la presentación ha asistido el consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, que ha felicitado esta iniciativa como una muestra de confianza en el futuro de la línea marítima.

El consejero también ha expresado el agradecimiento por el nombre elegido para el buque, destacando la tradición de los excelentes marinos y navegantes santoñeses y el hecho de que el barco constituya un embajador de Cantabria al contener obras de arte inspiradas en la región como parte de la decoración, con la integración en la carta gastronómica de propuestas con base de la cocina y productos cántabros.

El estreno del 'Santoña, cuyos últimos detalles se realizarán a partir del 26 de enero en los astilleros de Astander, forma parte de la nueva estrategia de renovación de la flota de la naviera francesa y su compromiso con la sostenibilidad, ya que es el primero de la compañía que funcionará con GNL (Gas Natural Licuado) mediante una inversión de 550 millones de euros.

Comentarios