domingo. 25.09.2022

El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asistido hoy al acto de inauguración de las obras de la primera fase del polígono de Val de San Vicente, en Los Tánagos, que ha supuesto una inversión de más de 4,4 millones de euros para dotar a este recinto de las infraestructuras básicas para el asentamiento industrial.

Revilla, que ha estado acompañado por el consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transportes y Comunicaciones, Javier López Marcano, ha destacado la situación estratégica de este polígono para que pronto pueda llenarse de edificaciones empresariales.

Así, se ha mostrado optimista con el éxito de este polígono situado entre dos comunidades autónomas y que ha sido una de las reivindicaciones más antiguas planteadas al Gobierno de Cantabria.

El presidente ha expresado también su confianza en el futuro industrial de Cantabria y su resistencia a aceptar la teoría de "los agoreros", ya que a su juicio "mañana tiene que ser mejor que hoy". "Ésa es nuestra ilusión", ha declarado, señalando que para ello "estamos preparando un presupuesto donde crecemos un 5,3 por ciento con relación al año anterior".

Por su parte, el consejero de Industria ha anunciado su intención de habilitar en el polígono industrial pequeñas naves de 400 o 500 metros para empresas que no necesitan grandes superficies, idea que Revilla ha considerado como un aliciente para los empresarios.

Marcano ha destacado también que Cantabria cuenta con suelo industrial y su Consejería está trabajando en la tramitación y gestión de 4 millones de metros cuadrados, entre ellos los 2,5 millones del Llano de La Pasiega y las superficies de La Hilera, las Excavadas, el parque de Laredo y diversas ampliaciones. Además, cuenta con 385.000 metros cuadrados de suelo disponible, 180.000 en Marina de Cudeyo.

En el acto de inauguración también ha intervenido el alcalde de Val de San Vicente, Roberto Escobedo, quien se ha referido al polígono como una reclamación histórica de su municipio y se ha mostrado convencido de que será un motor económico para el ayuntamiento y para la comarca occidental.

PROYECTO

El proyecto realizado ha consistido en la urbanización de 100.616 de los 547.353 metros cuadrados de la superficie total del PSIR, que se han repartido en superficie productiva (53.270 m2), viario y aparcamientos (33.011 m2), infraestructuras y servicios (2.693 m2) y espacios libres de uso público (11.643 m2).

Además de la distribución de la superficie, las obras de la primera fase han dotado al futuro polígono de infraestructuras básicas y servicios para el desarrollo de la actividad empresarial. Para ello, se ha llevado a cabo la red separativa de abastecimiento de agua y contraincendios, con garantía de suministro a través de la conexión con la Autovía del Agua y con depósito de regulación propio.

También se ha realizado el saneamiento de red separativa (aguas pluviales y residuales) con conexión al sistema general de saneamiento de las rías Tina Mayor y Tina Menor comprendidas en la red de saneamiento del Gobierno de Cantabria.

La red de telecomunicaciones se ha diseñado con la infraestructura según los requerimientos de operadores, mientras que la infraestructura eléctrica en baja y media tensión se ha garantizado a través de la firma de un contrato de colaboración con VIESGO, con una inversión de 750.000 euros para dotar al polígono del suministro necesario.

En el acto también ha participado la directora de las obras, Magdalena Pi, y ha contado con la asistencia de los directores generales de Industria, Daniel Alvear, y de SICAN, Antonio Bocanegra; el alcalde de San Vicente de la Barquera, Dionisio Luguera, y otras autoridades locales, además del responsable de SIEC, Juan de Miguel, empresa que ha realizado las obras.

Inaugurada la primera fase del polígono industrial de Val de San Vicente, con 4,4...
Comentarios