martes. 29.11.2022

Cantabria ha sido este año, junto con Mallorca y Murcia, uno de los destinos preferidos del Programa de Ocio y Tiempo Libre que ofrece anualmente la Confederación Salud Mental España a personas con problemas de salud mental del movimiento asociativo, y que cuenta con la financiación del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO).

En total, 1.156 personas han viajado este año a 18 destinos distintos, culturales, de playa y de montaña, lo que supone un 20,9 por ciento más que en 2018. Respecto a estos datos, desde el Área de Proyectos y Estudios de la Confederación han destacado el éxito de esta edición en la que han participado 17 de los 18 territorios en los que está presente el movimiento asociativo de Salud Mental España.

"Este año se ha sumado a la iniciativa La Rioja, que ya ha manifestado su intención de continuar el año que viene, y se ha consolidado la participación de Melilla, que se ha beneficiado del programa por segundo año consecutivo; la experiencia es considerada tan positiva, que las entidades que participan en ella no dudan en repetir", han celebrado desde el Área.

Un 70 por ciento de las personas que se han inscrito este año a los viajes son hombres, frente a un 30 por ciento de mujeres. Desde el Área de Proyectos y Estudios de Salud Mental España destacan que el perfil de persona que se inscribe mayoritariamente a estos viajes "es hombre, de 46 a 64 años, aunque en esta edición de 2019 se ha percibido un ligero incremento de varones entre 30 y 45 años, que podría relacionarse con la oferta de las nuevas actividades de multiaventura y relacionadas con el deporte", han apuntado.

Respecto al porcentaje de mujeres que se benefician del programa, desde esta misma Área inciden que "es reflejo de una menor participación de la mujer en la vida y las actividades asociativas, en general, mientras que mantiene el papel de cuidados, lo que le dificulta hacer estas escapadas".

UN PROGRAMA PARA DISFRUTAR EL OCIO DE FORMA NORMALIZADA

El objetivo del programa, cuyos requisitos para participar son ser mayor de 16 años y tener una discapacidad reconocida a partir del 33 por ciento, es facilitar a las personas con discapacidad por causa de trastorno mental el acceso a los bienes de ocio, cultura y naturaleza, bajo condiciones de normalización, a través de la participación en viajes y estancias de vacaciones a diversos destinos de España característicos por su interés turístico. Los viajes duran entre 5 y 7 días, e incluyen instalaciones hoteleras y transporte colectivo.

Sin duda, la autonomía y la oportunidad de relacionarse con otras personas son los dos aspectos más valorados por quienes viajan con este programa, que la Confederación lleva desarrollando 24 años. Además de ser una oportunidad para desconectar y salir de la rutina, les ofrece la posibilidad ser dueños de sus propias decisiones y alejarse del paternalismo que en ocasiones puede darse en su entorno y que coarta su autonomía.

Loli Romero, de 56 años, es una las participantes del programa y ha recordado que su "primer viaje fue a Mallorca y además era también la primera vez que montaba en avión". Tenía 42 años, y desde entonces procura reservarse cada año una semana en el trabajo para ir de vacaciones con este programa. "Son días en los que desconecto, conozco a mucha gente y hago nuevas amistades, pero lo más importante y lo que más valoro es la libertad, la independencia y la autonomía que tenemos", ha destacado Loli.

Además, por primera vez, la Confederación Salud Mental España ha introducido novedades al programa con viajes para jóvenes a partir de 16 años, en los que ofrece actividades de multiaventura. Asturias ha sido el primer destino, donde los y las participantes pudieron hacer el descenso del Río Sella en canoa, recorrer la senda del Oso en bicicleta y visitar los Lagos y el Santuario de Covadonga, entre otras actividades.

Cantabria, entre los destinos preferidos del Programa de Ocio y Tiempo Libre de Salud...
Comentarios