lunes. 28.11.2022

Los 'okupas' han entrado en una segunda urbanización de Requejada (Polanco) generando problemas de convivencia entre los vecinos, que no logran ponerse en contacto con la entidad propietaria de las viviendas para comunicarle la situación y buscar una solución.

Por ello, los vecinos han trasladado su problema al Ayuntamiento de Polanco, que les ha asegurado que prestará "todo el apoyo que esté en su mano" y mediará para que se atiendan sus demandas. En concreto, el Consistorio pretende obtener información de la entidad para localizar el expediente que atañe a estas viviendas y conocer en qué fase judicial se encuentran de cara a ser desalojadas.

Así lo ha anunciado la alcaldesa, Rosa Díaz, tras recibir a una representación de los vecinos de esta urbanización, que le han mostrado su preocupación ante las situaciones que generan cierta alarma social, además de la imposibilidad de comunicar a la entidad propietaria de las mismas el estado de las viviendas okupadas.

Así, el Ayuntamiento quiere prestar ayuda a fin de erradicar los problemas que se producen de convivencia y de seguridad, evitando situaciones "peligrosas" derivadas de los enganches ilegales de luz y de agua.

De hecho, la Guardia Civil de Polanco ya ha realizado varias intervenciones en esta urbanización para solucionar problemas de convivencia, logrando la marcha de algunos de los okupas, aunque tras algunos meses otras personas han vuelto a residir en las viviendas vacías, generando de nuevo conflictos.

Por ello, se ha decidido que vecinos y Ayuntamiento pongan en conocimiento de la Fuerzas de Seguridad los hechos presuntamente delictivos que se puedan cometer, para que actúen intensificando la vigilancia y los controles en la zona, al igual que se hizo en la otra urbanización de Requejada donde se ha logrado casi eliminar los problemas de convivencia.

Y es que la urbanización afectada ahora es distinta a la que ya se intervino desde el Consistorio hace algunos meses por la presencia de okupas, que era propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). En ella, tras algunas gestiones con esta entidad, se han logrado materializar varios lanzamientos o tramitar alquileres sociales para las familias con problemas habitacionales.

La alcaldesa ha insistido en que, junto a las okupaciones de viviendas, "la principal preocupación es la seguridad ante el potencial peligro que suponen los enganches", ya que muchos de ellos se encuentran en zonas comunes de los inmuebles, sin ningún tipo de protección, y con las conexiones en precario y expuestas a que se produzca un cortocircuito que podría generar un siniestro en el edificio.

El problema de las okupaciones en Polanco ha sido uno de los asuntos tratados por la alcaldesa en una reciente reunión con la consejera de Políticas Sociales, Eugenia Gómez de Diego, para, de manera conjunta entre ambas instituciones, Gobierno y Ayuntamiento, tratar de restablecer el contacto directo con la propiedad, a fin de dar una solución a estos pisos donde hay personas residiendo de manera irregular.

Okupan una segunda urbanización en Requejada y los vecinos no logran contactar con el...
Comentarios