domingo. 25.09.2022

Las Guerras Cántabras regresan este viernes a Los Corrales de Buelna, donde unas 1.400 personas recrearán desde este viernes la conquista de Cantabria a manos del Imperio Romano, la única Fiesta de Interés Turístico Internacional de la comunidad autónoma.

En esta vigésima edición de la fiesta, que organiza la Asociación Guerras Cántabras, once legiones romanas y trece tribus cántabras se concentrarán esta noche, a las 21 horas, en una de las grandes novedades de este año, el gran anfiteatro levantado en la calle Galicia.

Allí, todos formarán en el homenaje a los festeros ausentes y cada una recibirá la enseña de la XX edición. Tribus y legiones, a cada lado del anfiteatro, harán pasillo para la entrada de la pitonisa Silenia y la sacerdotisa Drusila, que encenderán el Fuego Sagrado, augurando tiempos de guerra y dando entrada al recinto al resto de los personajes principales de la recreación histórica de las Guerras Cántabras.

También se abrirán cántabros y romanos para recibir a los protagonistas de un nuevo acto, la entrega de la 'Tessera hospitalis', que desde este año pondrá en valor la amistad entre dos reconocidas figuras del mundo de la cultura, una de ellas de Cantabria y otra de fuera de la región. En su primera edición ha recaído en la presidenta de la Academia de las Artes Escénicas de España, Cayetana Guillén Cuervo, y en el artista internacional cántabro Okuda.

Uno a uno, los representantes de todos los grupos irán recogiendo el fuego del campamento e iniciarán su marcha hacia un gran parque temático de la historia, un campamento en el que se levantan cabañas, tiendas romanas, el Templo de Jano, hondean estandartes, pieles y corazas, todo listo para una contienda que comenzará con la apertura de las puertas del Templo de Jano, símbolo del inicio de la contienda entre Roma y el pueblo cántabro.

El sábado, destaca la llegada de César Augusto, a las ocho de la tarde, al Circo Máximo. Un emperador que verá como el líder cántabro, Corocotta, reclama la recompensa que se ha puesto a su cabeza. Escenificación que tendrá continuidad, en el mismo lugar sobre las once de la noche, con el enfrentamiento bélico recreado por festeros corraliegos entre una unidad romana y un grupo cántabro defensor de su poblado. Un acto más espectacular que años anteriores y con más participantes y alicientes.

Y como uno de los momentos más significativos del primer fin de semana, destacan el domingo los actos protagonizados por jóvenes festeros desde las 12 del mediodía. Habrá Senado Romano, Consejo de Tribus y un Gran Desfile General Infantil por la Avenida Cantabria de todos los menores componentes de la asociación organizadora por la Avenida Cantabria de Los Corrales de Buelna hasta el Circo Máximo. A los recién llegados, 49 nuevos miembros este año, se les entregará la medalla y diploma que les acredita como nuevos guerreros.

Por la tarde, el propio César Augusto arengará a sus tropas para alcanzar la victoria definitiva, palabras que irán acompañadas por la Proclama de la mismísima Diosa Minerva. Antes de su marcha a Tarraco, Augusto, enfermo, cederá el mando de sus legiones a su legado, Cayo Antistio Vetus.

En ese momento tomarán protagonismo los cántabros, con la Entrega del Fuego del Hogar o la Boda Cántabra, en el anfiteatro, habilitado para más de 2.000 personas. Y tras la boda, la rebelión de los esclavos cántabros y el regreso a sus tierras para iniciar una nueva guerra, que será la base del segundo fin de semana festivo.

Las Guerras Cántabras vuelven a Los Corrales de Buelna con más de mil participantes
Comentarios