lunes 24/1/22

Hoy los vecinos de Molleda vemos de nuevo como el acceso a nuestras casas se ve comprometido por el avance imparable del agua, y los más desafortunados cohabitan con ella.

El agua avanza hacia a las casas, ya está dentro de muchas de ellas, y ante eso no podemos hacer nada más que esperar. Esperar a que el agua baje, con la misma paciencia que seguimos esperando las respuestas institucionales que siguen sin llegar.

Molleda tiene alrededor de 200 habitantes, de los cuales 15 son menores de edad. Como verán en las imágenes, y como se imaginarán, una vivienda inundable no es una vivienda segura. El artículo 47 de la Constitución Española establece que todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna, por no hablar del deber del Estado respecto a la protección de los menores.

¿Consideran ustedes que es posible desarrollarse en un hambiente saludable si cada año sus casas se inundan?

Como comprenderán, además de las consecuencias económicas que acarrea esta situación, la salud mental y física entran en juego. Si un vecino debe acudir a una cita médica, ¿puede hacerlo en condiciones de seguridad cuando ve que el agua sube? ¿Saldría usted de casa si no tiene la certeza de poder entrar cuando vuelva? ¿Dormiría usted tranquilo cada vez que ve como no para de llover y el agua empieza a subir?

NECESITAMOS SOLUCIONES YA

"Molleda se ahoga, y las respuestas no llegan"
Comentarios