Directivos de Gullón, Solvay, Uvesco y Copsesa comparten experiencia en RRHH con alumnos de la UC

photo_camera CANTABRIA.-Directivos de Gullón, Solvay, Uvesco y Copsesa comparten experiencia en RRHH con alumnos de la UC

La Gestión de Personas -tradicionalmente denominada Dirección de Recursos Humanos (RRHH)- se encuentra "en un cambio de era" y los profesionales que se dedican a esta tarea se enfrentan a retos "cada vez más exigentes" que tienen que ver con el liderazgo, la comunicación, la digitalización.

"Antes, el líder se parecía mucho al director de una orquesta de música clásica", ahora, sin embargo, "se parece mucho más a un DJ" porque "nadie baila del mismo modo".

Así lo ha afirmado el director de Recursos Humanos de Gullón, Ricardo Sánchez, en la jornada organizada por Aedipe Cantabria en la Universidad de Cantabria (UC) con motivo del Día Internacional de los Recursos Humanos y en la que también han participado el presidente de Aedipe Cantabria, Óscar Díaz Gracia; la vicerrectora de Estudiantes y Emprendimiento de la UC, Consuelo Arranz; los directores de Recursos Humanos de Solvay, Luis Hervella; UVESCO, Alberto Mediavilla; COPSESA y Centros Deportivos BeUp, Elena López-Alonso; Semark, Esteban Gutiérrez; TIM HR & Talent Booster, Teresa Iglesias Martínez, y el director del Máster en Dirección de Recursos Humanos: El valor de las personas' de la UC, Antonio Martín.

Tal y como explicó Sánchez Montañés, "antes el jefe decidía, el director de Recursos Humanos ejecutaba y la gente bailaba al son que tú tocabas o al día siguiente no estaba en la empresa". Ahora, sin embargo, "existe una lucha por atraer a los profesionales con más talento, inteligencia y capacidad de aprendizaje y esfuerzo".

Y esto exige, según apuntó, que los profesionales que gestionan personas "sean capaces de motivar a su gente, escucharles y contribuir a su felicidad para favorecer el compromiso con la empresa y lograr buenos resultados".

"Si no eres capaz de cambiar, el mercado se encarga de expulsarte", aseguró Sánchez Montañés, que puso ejemplos de cómo compañías exitosas se habían ido a la quiebra por no haber sabido adaptarse.

"Preguntar y entender lo que realmente viene buscando la gente es lo que nos va a facilitar gestionar distintas realidades" y tratar de "encontrar el punto de equilibrio en el que todo el mundo esté contento", una tarea, subrayó, que "no es fácil".

Tal y como apuntó el presidente de Aedipe Cantabria, "la diferencia siempre la ponen las personas" y por ello -dijo- son necesarios los profesionales "capaces de equilibrar las necesidades de la empresa pero también las expectativas de las personas que trabajan en ellas, para que ambas partes logren sus objetivos".

En este mismo sentido, la vicerrectora señaló que "las empresas y las instituciones son lo que las personas que las formamos hacemos de ellas". Para conseguir buenos resultados, es fundamental el desarrollo del liderazgo.

Ahora que la Generación X está llegando al poder de las organizaciones y que los equipos de trabajo están formados por un amplio espectro generacional -en el que conviven millennials y seniors- el ejercicio de esta condición ha cambiado drásticamente, tal y como sostuvo el director de RRHH de Gullón.

En esta tarea ha ganado peso durante los últimos años la figura de los mandos intermedios, que "tiene un gran componente de gestión de personas y apoyan al Departamento de Recursos Humanos constantemente", según señaló, el directivo de UVESCO.

Conscientes de ello, las empresas están haciendo cada vez más esfuerzos por formar a este tipo de profesionales. Es el caso de Solvay, que está preparando una formación "cada vez más compleja" en la que se incluyen temas como "relaciones laborales, técnicas y habilidades para saber gestionar ciertas situaciones" porque la de los mandos intermedios es "una labor muy compleja", tal y como admitió Luis Hervella.

Pero además de desarrollar el denominado 'nuevo liderazgo' los directivos de Recursos Humanos se enfrentan a multitud de retos, como el de la digitalización, que "debe servir para simplificar los procesos, pero nunca alejarte de las personas hasta el punto de que sólo te comuniques con ellas por mail", recalcó la directiva de COPSESA y Centros Deportivos BeUp.

Y para afrontar estos cambios y nuevas responsabilidades, quienes más complicado lo tienen son las pymes, tal y como subrayó la consultora de TIM HR & Talent Booster, especializada en ofrecer un servicio externalizado de Recursos Humanos a las empresas que aún no han desarrollado un departamento propio, la mayoría de ellas "empresas familiares que no han tenido esa cultura de RRHH y en las que con el relevo generacional ha llegado el interés por profesionalizar esa área".

En cualquier caso, explicaron los directivos participantes en la jornada, la figura del directivo de RRHH, "tiene que estar perfectamente integrada en el negocio, porque es capaz de dar valor a la compañía" y, sobretodo "tiene que gustarle las personas, entender la diversidad, entender el conflicto y saber gestionarlo", consciente de que "hay momentos muy duros" en los que sólo vale "ser coherentes y éticos, sin olvidar que no se trabaja con máquinas, sino con personas".