jueves. 29.09.2022

CCOO de Cantabria ha iniciado una ronda de contactos con los partidos políticos regionales en el marco de su "lucha" para evitar el cierre de oficinas del Registro Civil, un servicio por el que el sindicato lleva "casi 10 años peleando" por su mantenimiento.

El secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO, Javier Báscones, junto a Borja Bats y Ángel Herrera, responsables del Sector de Justicia en la Federación, se han reunido este jueves con el diputado y la senadora del PSOE, Pedro Casares e Isabel Fernández, respectivamente.

Según ha informado en un comunicado CCOO, los representantes sindicales han traslado a los socialistas que el 30 de junio entra en vigor la Ley 20/2011 "lo que supone el cierre masivo de las oficinas actuales del Registro Civil, que en Cantabria afectaría a todas con la excepción de la ubicada en Santander y, sólo excepcionalmente, otra oficina cuya ubicación se determinaría si así se acordara".

Desde CCOO se ha explicado a Casares y Fernández la situación de los registros civiles y las iniciativas del sindicato para mantener este servicio público, gratuito, servido por funcionarios de la Administración de Justicia y cercano a la ciudadanía.

"El cierre de los registros civiles afectaría en Cantabria a todos los municipios y estarían en juego alrededor de 80 puestos de trabajo. Todo esto sin contar el perjuicio que supone, tanto en tiempo como en dinero, para los habitantes de las zonas rurales, al tener que desplazarse hasta la sede de Santander", han advertido los sindicalistas.

Así, Ángel Herrera y Borja Bats han señalado que "la supresión de este servicio público en una región como Cantabria supone un revés importante para la ciudadanía y una nueva discriminación hacia la ahora tan de moda denominada España vaciada".

CCOO inicia contactos con partidos políticos en su "lucha" para evitar el cierre de...
Comentarios