El Gobierno ha acondicionado en 2022 más de 100 kilómetros de caminos y pistas municipales

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ejecutó en 2022 un total de 26 actuaciones de mejora y acondicionamiento de caminos rurales que afectaron a un total de 101.671 metros repartidos en 46 núcleos de población pertenecientes a 20 municipios de la región.

El servicio de estructuras agrarias de la Dirección General de Desarrollo Rural llevó a cabo una serie de actuaciones para mejorar aquellos caminos rurales, pistas y demás accesos más deteriorados por el uso de maquinaria agrícola y las inclemencias meteorológicas.

Para ello, según ha informado hoy el Ejecutivo, ha empleado equipamiento y personal propio consistente en dos retroexcavadoras y dos operarios, dirigidos por ingenieros del servicio, que se han encargado de prestar apoyo a todos aquellos ayuntamientos o juntas vecinales que por falta de medios no pueden acometer el coste del mantenimiento de dichas infraestructuras.

En concreto, han llevado a cabo aperturas de nuevas pistas con colocación de tubos, arquetas, cunetas, pequeñas escolleras y arreglo de firmes, así como drenajes de limpieza de cunetas y terraplenes y mejora somera de firmes sin aportación de material.

Los municipios sobre los que se ha actuado son Arenas de Iguña, Saro, Villacarriedo, Valderredible, Campoo de Enmedio y Vega de Villafufre, con dos actuaciones en cada uno de ellos, y Anievas, Campoo de Suso, Lamasón, Liérganes, Molledo, Vega de Liébana, Ribamontán al Monte, Rionansa, Santiurde de Reinosa, San Felices de Buelna, Santiurde de Toranzo, Soba, Valdeolea y Voto, con una actuación en cada uno de ellos.

El consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, ha puesto en valor el papel que juega este servicio a la hora de dar respuesta a las necesidades de los ayuntamientos y de las entidades locales en materia de infraestructuras agrarias.

Partidario de promover una red de caminos rurales adecuada a las actividades agrícolas y ganaderas que se desarrollan en los municipios de la región, Blanco ha reafirmado el compromiso de su departamento de reforzar las políticas de desarrollo rural de su departamento para mejorar la calidad de vida de los cántabros.

Prueba de ello, ha dicho, es el incremento que experimentarán el año que viene las partidas presupuestarias destinadas a la concesión de subvenciones para la mejora de caminos rurales y el refuerzo del servicio de estructuras agrarias de la Dirección General de Desarrollo Rural para atender las peticiones que los alcaldes de los distintos ayuntamientos han trasladado a lo largo de la presente legislatura.

En concreto, la Consejería destinará en 2023 un total de dos millones de euros para infraestructuras rurales, mejora de caminos y apoyo a la concentración parcelaria, lo que supone un 25,5% de incremento respecto a los presupuestos de este año.

"Intentamos con los medios que tenemos a nuestro alcance atender todas las peticiones de arreglos de pistas y caminos que nos llegan porque consideramos vital que estas infraestructuras estén en las mejores condiciones posibles para garantizar la seguridad de los transitan por ellas, el acceso de los vecinos a sus viviendas y a los terrenos donde lleva a cabo sus labores agrarias o ganaderas", ha señalado el consejero.

A pesar de que son actuaciones que no implican "grandes inversiones", el titular de Desarrollo Rural se ha mostrado partidario de llevar a cabo su mejora y constante mantenimiento en beneficio del sector primario, mejorar la calidad de vida de los vecinos y facilitar la limpieza de los montes.

"Vamos a seguir acondicionando los miles de kilómetros de pistas y caminos que recorren nuestros municipios porque queremos que nuestros pueblos sigan existiendo y para ellos es fundamental que cuenten con infraestructuras que les garanticen disponer de los servicios básicos para desarrollar su economía local", ha asegurado.

También ha puesto en valor el trabajo del servicio de estructuras agrarias porque "con su esfuerzo y profesionalidad han logrado, a pesar de las dificultades provocadas por la pandemia del coronavirus, atender las necesidades más urgentes de los municipios cántabros, especialmente, los que cuentan con mayores dificultades de acceso y conviven con una compleja orografía".

Comentarios