lunes. 04.07.2022

Efectivos de los servicios de emergencias de Cantabria han ejecutado esta mañana un simulacro en el que han puesto a prueba la respuesta y coordinación ante un incidente químico en el entorno de la comarca del Besaya.

En concreto, se ha simulado una hipotética fuga de amoniaco y propano, con varios heridos, y en el que se ha utilizado el sistema acústico de aviso a la población ante un accidente químico grave, ensayando así el confinamiento de la población en las áreas afectadas.

En el simulacro han participado los técnicos de la Dirección General de Interior, que coordinan el operativo, junto al Centro de Atención de Emergencias 112, bomberos municipales y autonómicos, 061, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policía Nacional y Policía Local) y agrupaciones de voluntarios de protección civil y Cruz Roja, entre otros, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Para este simulacro se ha instalado un Puesto de Mando Avanzado para coordinar 'in situ' la prueba, en la localidad de Rinconeda (Polanco), y se ha constituido un Centro de Coordinación Operativa en la sede del 112.

La consejera Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria, Paula Fernández Viaña, ha agradecido la participación de todos los efectivos y la empresa afectada para desarrollar este ejercicio, que "nos preparan para cuando ocurre un incidente real y es necesario coordinar medios y efectivos de distintas administraciones públicas".

Servicios de emergencias realizan un simulacro por riesgo químico en la comarca del Besaya
Comentarios