viernes. 09.12.2022

El plan de Ultra Competitividad de Nissan Cantabria, basado en el incremento del volumen de negocio, la modernización tecnológica y la mejora del rendimiento de la planta, ha permitido "duplicar" en dos años el volumen de negocio con nuevos clientes y "afianzar" la competitividad de la fábrica.

Según ha informado la empresa en nota de prensa, este plan, iniciado en 2020, está siendo "clave" para la planta de Los Corrales de Buelna, cuyo volumen de negocio con nuevos clientes representa, en este momento, un 25% del total de la fabricación de Nissan Cantabria.

La capacidad productiva de la planta y su tecnología "punta", con la reciente inauguración de la nueva línea de moldeo DISA250, están generando "nuevas oportunidades de negocio y la apertura a nuevos mercados", ha destacado.

El director de la planta de Nissan en Cantabria, Jorge Alonso, ha explicado que la apuesta por la creación del departamento de Desarrollo de Negocio y Gestión de Cliente, está siendo "clave" para que compañías tan importantes como John Deere, "pongan su atención en nuestra capacidad y compromiso para la asignación de nuevos proyectos".

"Además, nos estamos incorporando en los procesos de desarrollo del producto de nuestro cliente, lo que supone una mejora en sus costes y un valor añadido de Nissan Cantabria, gracias a la preparación y profesionalidad de nuestros equipos", ha añadido, al tiempo que ha reiterado que "resulta clave a su vez, la modernización tecnológica e innovación que hemos llevado a cabo en la planta, mejorando la calidad de nuestra producción."

Por su parte, el responsable de departamento de Desarrollo de Negocio y Gestión de Cliente de Nissan Cantabria, Luis Zanni, ha destacado que la expansión de negocio "es un pilar" para la planta. "La buena cooperación entre John Deere y Nissan ha permitido ir un paso más allá de la producción, para adentrarse en el desarrollo de las nuevas piezas para este cliente", ha señalado.

"Les hicimos partícipes del plan de Ultra Competitividad desde un inicio, queremos seguir reforzando la relación de confianza que tenemos con John Deere y nuestros nuevos clientes, queremos crecer con ellos, ser sus partners", ha apuntado Zenni.

"Sabemos que valoran nuestra calidad, el servicio tanto en el desarrollo como en la producción y el aseguramieto de las entregas. Esta apuesta de Nissan Cantabria por el win-win es lo que nos está haciendo crecer junto con nuestros clientes", ha apostillado.

Nissan fabrica con John Deere diversas tipologías de piezas complejas con gran valor de ingeniería, como el soporte tractor (también conocido como Frame) para John Deere Arc-les-Gray (Francia), los ejes frontales para John Deere Mannheim (Alemania), la cubierta volante embrague para la planta de John Deere Saran (Francia) y las manguetas de dirección para la planta de John Deere Ibérica en Getafe (España).

Se ha logrado una reducción de peso de hasta el 25% en algunas de ellas, algo que ha significado un "sustancial ahorro" en costes al cliente, según la empresa.

Nissan inició el año pasado la fabricación de manguetas de dirección para el mercado norteamericano, lo que supone más de 800.000 piezas al año. Para este 2022, está produciendo adicionalmente piezas para el modelo Nissan Sendra para el mercado mejicano y nuevos productos para el cliente John Deere que están incrementando el volumen del plan de negocio.

Las aportaciones de Nissan Cantabria en ingeniería, desarrollo y mejora en el diseño de las piezas, además de las recomendaciones en eliminación de todo aquello que no aporta valor, así como la inmediatez en la capacidad de respuesta de los equipos Nissan, han afianzado las relaciones comerciales entre ambas entidades y, según Jorge Alonso, "nos está permitiendo trabajar en proyectos a nivel internacional como en este caso del grupo John Deere, con sus diferentes sedes en Europa".

Nissan Cantabria duplica en dos años su volumen de negocio con nuevos clientes
Comentarios