martes. 05.07.2022

Medio centenar de niños de entre dos y 11 años participa este verano el campamento urbano organizado por el Ayuntamiento de Polanco, que se desarrolla por quincenas durante los meses de julio y agosto como ayuda para conciliar la vida laboral y familiar, y que este año de nuevo incluye medidas las restricciones para evitar contagios por Covid-19.

Este campamento tiene lugar en las instalaciones el colegio Pérez Galdós de Requejada, donde los niños participan en actividades lúdicas, educativas y de ocio veraniego de lunes a viernes, de 8.00 a 14.00 horas, coordinadas por monitores de una empresa contratada al efecto.

Debido al Covid-19, de nuevo los asistentes están divididos en grupos con un número limitado de niños, que desarrollan sus actividades en aulas diferentes -una para los de dos a cinco años y otra para el resto-, con el fin de para garantizar el cumplimiento de las medidas de higiene y distanciamiento social.

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Además, el Ayuntamiento ha incrementado el número de monitores para garantizar la seguridad de los niños y se han dispuesto otras medidas como el acceso restringido a las instalaciones del centro, el uso de mascarilla y de geles hidroalcohólicos para la limpieza de manos.

También se prohíbe introducir en el colegio elementos que no sean fundamentales, como mochilas, balones o juguetes, y antes de que los niños entren se les toma la temperatura.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, y la concejala de Juventud y Educación, Alicia Martínez, han visitado el campamento urbano y han destacado la importancia de esta actividad para ayudar a los padres que trabajan a conciliar la vida familiar con sus ocupaciones durante la temporada estival.

Díaz ha resaltado el "intenso trabajo" realizado durante las últimas semanas por la concejala del área y por la responsable de la Casa Joven, Ana Pérez, para organizar el campamento y para poner en marcha todas las medidas de seguridad necesarias.

Ha recordado que esta actividad es "una de las más demandadas" por las familias del municipio, ya que supone un servicio que permite a los cónyuges conciliar vida familiar y laboral en estas primeras semanas de verano, en vista de que bastantes de ellas aún no tienen vacaciones para estar con sus hijos.

Por su parte, la edil ha reiterado el esfuerzo municipal para contratar a más monitores con el fin de reducir el número de niños en cada grupo, así como el de los propios monitores para organizar las actividades cumpliendo las exigencias de distanciamiento social.

Medio centenar de niños participa en el campamento urbano de verano en Polanco
Comentarios