Industria renovará el alumbrado de varias calles de Suances para hacerlo más eficiente

Se invertirán 43.500 euros para mejorar la iluminación en la Avenida de los Derechos de la Infancia y las calles Ceballos y Acacio Gutiérrez

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio invertirá 43.500 euros en la renovación del alumbrado público de varias calles de Suances con más de 20 años de antigüedad para hacerlo más eficiente.

La renovación del alumbrado, cuya instalación está prevista que dure tres meses, afectará al tramo de la vía de la Avenida de los Derechos de la Infancia comprendido entre el mirador de la Curva y la plaza de Viares, además del tramo que comprende las calles Ceballos y AcacioGutierrez, entre la plaza de Viares y la confluencia con la Calle Sobremar, ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

Las luminarias que se sustituirán son 83 viales por otros de tecnología led de 65 W y 36 faroles artísticos por otros de retrofit artísticos de 30 W.

El Gobierno regional ha explicado que este tipo de elementos son más eficientes que las lámparas convencionales y permiten disminuir el consumo energético, así como obtener mejores niveles de iluminación y uniformidad en los espacios.

Además, el mantenimiento de esta tecnología también es más barato al ser mayor la vida útil de las luminarias 'led'.

La actuación supone un ahorro energético estimado anual del 70 por ciento, es decir, 55.700 KW/año, lo que supone un ahorro de 29 toneladas equivalentes de emisiones de CO2 anuales.

Las obras están financiadas al 50 por ciento por la Dirección General de Industria y los fondos europeos FEDER.

La Consejería de Industria desarrolla un programa de ayudas dirigidas a los ayuntamientos cántabros para fomentar el uso innovador de tecnología led y reducir los consumos energéticos y la carga que ello supone desde el punto de vista económico.

El titular de este departamento, el regionalista, Javier López Marcano, ha explicado que las obras programadas tratan de mejorar la eficiencia energética de la instalación, disminuir la contaminación lumínica y colaborar en el ahorro de las arcas municipales con un menor gasto en su consumo energético.

Marcano también se ha referido a la mejora de las condiciones de uso de las vías a las que afecta la nueva iluminación, tanto en lo que respecta a la seguridad en la circulación de vehículos y peatones, como a la confortabilidad visual de los vecinos.

El consejero ha puestoe valor "la vocación inversora" de su departamento en los municipios responde a la "obligación que tiene como Administración de promover la optimización y ahorro energético con nuevas tecnologías de iluminación".

Comentarios