miércoles. 30.11.2022

La Guardia Civil ha celebrado hoy a su patrona, la Virgen del Pilar, con un acto celebrado en Santillana del Mar, que ha incluido el tradicional desfile militar y en el que se ha impuesto 30 condecoraciones.

Un acto que ha presidido la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, junto al coronel jefe de la Guardia Civil, Antonio Orantos, y en el que la primera ha reivindicado a la Guardia Civil como "el mejor baluarte de los valores que promueve nuestra Constitución para preservar la democracia, garantizar la convivencia y asegurar nuestra seguridad como ciudadanos, nuestros derechos y libertades".

Es la primera vez que la Guardia Civil de Cantabria organiza los actos de su patrona fuera de la Comandancia de Santander, con una programación de actividades que han empezado ya el pasado día 6 y que se extenderá hasta el 16 de octubre.

El acto central de la festividad ha tenido lugar en la plaza mayor de Santillana del Mar, donde se han entregado las diferentes condecoraciones y se ha rendido homenaje a los guardias civiles que dieron su vida en el cumplimiento del deber.

El evento ha contado con la asistencia del presidente del Parlamento de Cantabria, Joaquín Gómez; el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, José Luis López del Moral; y la fiscal superior Pilar Jiménez, entre otras autoridades militares y civiles, como el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa, o el alcalde de Santillana del Mar, Ángel Rodríguez.

En su primer año en la celebración como coronel Jefe de la Zona de la Guardia Civil de Cantabria, Orantos ha realizado un balance de las actuaciones realizadas desde febrero --que él se incorporó-- por este cuerpo, formado por "unos hombres y mujeres cuyo quehacer cotidiano consiste en darlo todo por los demás en el cumplimiento de su misión de servicio público y de servicio a España".

"Hemos hecho mucho con el esfuerzo de muchas personas y con el que es nuestro fundamental apoyo, nuestras familias... Pero aún nos quedan muchas más cosas por hacer", como seguir luchando contra las conductas de odio e intolerancia o contra la ciberdelincuencia, y combatir "la lacra" que constituye la violencia de género, ha enumerado, entre otras.

El coronel también ha destacado a los condecorados, "hombres y mujeres que tienen en común su determinante espíritu de servicio a los demás. Con trayectorias profesionales y personales intachables que les han convertido en acreedoras de la distinción y recompensa que les ha sido concedida. Personas que son ejemplo y referente para su entorno" y a las que ha agradecido "su desvelo y entrega hacia el conjunto de la sociedad".

Por su parte, Quiñones ha asegurado que el Gobierno de España "valora y agradece" el compromiso de la Guardia Civil y, por ello, está comprometido con "fortalecer sus labores, mejorar sus recursos, modernizar sus instalaciones y contribuir a la transformación del cuerpo y el resto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que estén mejor preparadas para los retos y desafíos del futuro".

En este sentido, ha destacado el refuerzo de las plantillas impulsado por el Ministerio del Interior y que en el caso de la Guardia Civil de Cantabria ha supuesto un incremento del 5,4% de los agentes, pasando de 1.169 a 1.232.

También ha recordado la mejora de las instalaciones como la reciente inauguración del remodelado y ampliado cuartel de Potes, o la puesta en marcha en este último municipio del servicio de intervención de armas a partir del próximo lunes 17.

La delegada del Gobierno ha enfatizado la idea de la Guardia Civil de llevar el día de la celebración de su patrona a los municipios de Cantabria, comenzando por Santillana del Mar, que es "una de las mejores postales de la Cantabria diversa, abierta, plural y llena de matices".

Al respecto, ha puesto en valor que la Guardia Civil ha mostrado estos días en Santillana "su lado más comprometido socialmente" con una serie de actividades para conocer su trabajo, medios y recursos para garantizar la seguridad y convivencia.

El programa concluirá este domingo 16 con una marcha solidaria a favor de la asociación Amara de padres y madres de niños con cáncer en Cantabria.

Así, ha señalado que ser agente de la Guardia Civil "no es solo una profesión" sino "una forma de entender la vida, el servicio a los demás, de ser y estar en nuestro país; una forma de comprometerse con todos nosotros".

También ha reivindicado "el orgullo que significa ser españoles y el orgullo que tiene España en Europa y en mundo".

Ha afirmado que el país "mira con optimismo y esperanza ese mañana sobre el que debemos sentar los mejores cimientos para dar un país de progreso, prosperidad, bienestar e igualdad a las próximas generaciones".

En este sentido, ha abogado por "limar la crispación" y apostar por el "diálogo y el acuerdo".

Por su parte, Zuloaga ha agradecido el trabajo de los agentes de la Guardia Civil para garantizar la seguridad en Cantabria y su ayuda para resolver todo tipo de incidencias, como se puso de manifiesto durante la pandemia del coronavirus

La Guardia Civil celebra a su patrona como "baluarte" de los valores constitucionales
Comentarios