jueves. 01.12.2022

Alberto de Mónaco vive un día de "emoción y felicidad" en Cantabria y espera volver al Centro de Arte Rupestre

El Centro de Arte Rupestre de Cantabria llevará el nombre de 'Alberto I de Mónaco', mecenas de las cuevas del Monte Castillo

Alberto II de Mónaco ha afirmado que este domingo, con su visita a Cantabria, ha sido un día "con mucha emoción y felicidad", y ha asegurado que estaría "muy feliz" de poder volver para la inauguración del Centro de Arte Rupestre de Puente Viesgo, algo que confía en hacer "si el tiempo me lo permite", ha dicho.

El soberano monegasco ha visitado este domingo el futuro Centro de Arte Rupestre de Puente Viesgo y las cuevas del Monte Castillo, ubicadas en el municipio, junto al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga; el consejero de Turismo, Javier López Marcano; el alcalde de Puente Viesgo, Óscar Villegas, y el director del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) y de Cuevas Prehistóricas de Cantabria, Roberto Ontañón, que ha sido el encargado de la explicación técnica.

Alberto II, que ha recordado que la visita se inscribe en una serie de conmemoraciones sobre los lugares y los sitios que el príncipe Alberto I, su ancestro, visitó y promovió en sus escritos por los descubrimientos en Cantabria que "tanto le interesaban", se ha mostrado "feliz" de ver que "no solo se realizan nuevos descubrimientos cada año, sino que habrá un centro de interpretación en el futuro".

Y ha señalado que Revilla ya le ha invitado "muy generosa y gentilmente a su apertura, a la que espera poder volver si las circunstancias lo permiten.

"Vosotros sabéis muy bien que (Alberto I) era un hombre al que le gustaban mucho las ciencias", ha expresado el actual príncipe de Mónaco, quien ha recordado que aunque a su tatarabuelo se le conoce popularmente como "el príncipe oceanógrafo" también estaba "muy interesado" por la antropología prehistórica.

En este sentido, ha destacado que en sus escritos se ve "que busca, con todos los especialistas que le rodeaban, reencontrar la verdad del origen de la humanidad, de los primeros seres humanos". Ese espíritu "tan importante para comprender el presente y considerar el futuro", ha añadido.

El monarca ha continuado agradeciendo el homenaje de este domingo a su ancestro, así como "el que vais a hacerle nombrando este conjunto, este centro, con su nombre 'Alberto I de Mónaco'", una noticia que Revilla le ha anunciado hoy. "Es un gran honor, pero también una gran felicidad, os lo agradezco infinitamente", ha concluido.

Por su parte, el presidente de Cantabria ha destacado la importancia para la Comunidad Autónoma de la figura de Alberto I no sólo porque financió "proyectos emblemáticos de la historia de la Humanidad" como las cuevas del Monte Castillo, sino porque fue uno de los primeros en hablar de la región de Cantabria en el libro 'Les cavernes de la région Cantabrique'.

"Este hombre entusiasta de la arqueología y la investigación puso en el mapa del mundo a las cuevas y a Cantabria", ha apuntado el presidente cántabro, y ha mostrado su satisfacción por recibir de nuevo en la Comunidad a Alberto II.

"Bienvenido a Cantabria, es un placer y un honor tenerle por segundavez. Aquí se le quiere y su abuelo fue un referente muy importante para nosotros", ha señalado dirigiéndose al príncipe monegasco.

Como recuerdo de su segunda visita a Cantabria, Revilla ha obsequiado al príncipe de Mónaco con sendos libros sobre el Monte Castillo ('La montaña sagrada') y Beato de Liébana, aprovechando la celebración en 2023 de un nuevo Año Jubilar Lebaniego. Asimismo, le ha entregado una vidriera del artista cántabro Tomás Saiz Castillo, natural de Bárcena de Pie de Concha, que representa la imagen más antigua de la que se tiene conocimiento del Apóstol Santiago, fechada en el siglo X, y asociada a la figura de Beato de Liébana.

Por su parte, el alcalde de Puente Viesgo, Óscar Villegas, ha concedido al príncipe el bastón de mando municipal en reconocimiento a la vinculación de su familia con la localidad y su labor de mecenazgo. Además, Alberto II ha firmado en el libro de honor del Ayuntamiento.

El Centro de Arte Rupestre de Cantabria, que cuenta con un presupuesto de 5 millones y abrirá sus puertas en 2023, nace con el objetivo de poner en valor y proyectar internacionalmente todo el patrimonio de arte rupestre de la región, que dispone de un total de diez cavidades Patrimonio de la Humanidad.

Alberto de Mónaco vive un día de "emoción y felicidad" en Cantabria y espera volver al...
Comentarios