lunes. 28.11.2022

El grupo popular en el Ayuntamiento de Torrelavega propondrá, en el debate de las ordenanzas fiscales, "aliviar la presión" que la elevada inflación ejerce sobre las familias y empresas de la ciudad, mediante una "clara reducción de la presión fiscal" en 2023, ya que "este puede ser un año de recesión otra vez y el Ayuntamiento tiene que buscar que cuadren los presupuestos de las familias, no los de una coalición municipal incapaz de sacar adelante las inversiones en cuatro años".

Así lo ha anunciado la portavoz del PP, Marta Fernández-Teijeiro, para quien el borrador que maneja el equipo de gobierno (PRC-PSOE) en tasas e impuestos para el año que viene "sigue siendo exageradamente fuerte para el bolsillo de los torrelaveguenses, cuando el IPC anda por un 10%, la cesta básica de la compra ha subido tres veces más que esto, y la economía se está enfriando".

Para Fernández-Teijeiro, el Ayuntamiento "no puede cerrar los ojos ante estas dificultades" y "hay que aliviar los presupuestos de los hogares y dar oxígeno a negocios asfixiados por costes de energía, transporte y suministros".

Frente a ello, el equipo de gobierno "transmite la sensación de que vive muy cómoda en su mayoría absoluta y carece de toda sensibilidad ante la situación actual y ante lo que se viene encima", ha añadido la portavoz del PP, para quien en 2023 hay que tomar, puntualmente, "medidas excepcionales para una crisis excepcional".

En este sentido, ha señalado que el PP propondrá reducir un tercio el IBI, pasando del coeficiente actual de 0,617 a otro de 0,413, y así el Ayuntamiento, en vez de "aportar" a los contribuyentes 122.000 euros, les aportaría, vía esta rebaja, 4 millones de euros.

"Esta cifra sí es importante para que los hogares respiren y para que no se hunda el consumo vecinal en nuestros comercios y servicios de proximidad y la hostelería", ha dicho Fernández-Teijeiro.

En cuanto a otros ajustes a la situación actual, la portavoz del PP propone bajar el impuesto de incremento de valor de los terrenos (la plusvalía) del 30% actual a un 25%, "pues de lo contrario es el propio Ayuntamiento quien contribuye a que se encarezcan las viviendas y los locales", ha apostillado.

En el IAE (Impuesto de Actividades Económicas), donde también el Ayuntamiento va "a máximos" en algunas calles, según ha dicho, propone tener en cuenta el IPC y elevar el umbral de facturación desde el actual 1 millón a 1,3 millones de euros.

Asimismo, el PP defenderá que, en todos los tributos y tasas donde no se esté en los mínimos legales, se reduzca un 10% la cuantía para 2023. "En 2024 habrá que ver la evolución de la economía y el empleo, y ya se tomarán las decisiones que más convengan a los vecinos", ha señalado la portavoz popular, "pero en 2023 el Ayuntamiento tiene que respetar a los torrelaveguenses y levantar el pie de su acelerador fiscal", ha reiterado.

Al respecto, ha opinado que "si se incurre en un poco más de déficit, no pasa absolutamente nada, porque la cláusula de escape en Bruselas estará activada también en 2023 y hasta la propia Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) lo defiende".

Además, "el torrelaveguense está harto de que no se hagan las inversiones ni el Ayuntamiento funcione, pues al menos, que permita que el vecindario respire un poco", ha recalcado.

Por último, ha recordado que el PP es partidario de que el Gobierno de Cantabria "utilice su ancho margen actual de déficit para apoyar mucho más a los torrelaveguenses, porque su historia en los últimos siete años aquí es absolutamente lamentable".

"Ya sabemos que el PSOE y la izquierda quieren subir los impuestos o mantenerlos demasiado altos, pero hacemos un llamamiento al PRC para que recapacite, porque ahora lo que necesita la ciudad es poder llegar a fin de mes, no que el Ayuntamiento se dedique a mirarse el ombligo", ha concluido.

El PP de Torrelavega propone una "clara reducción" de la presión fiscal en 2023
Comentarios