La DGT entrega 125 kits de detección de drogas a la Policía Local de Santander

Entrega de kits de detección de drogas de la Jefatura de Tráfico a la Policía Local de Santander.

La Jefatura Provincial de Tráfico de Cantabria, dependiente de la Dirección General de Tráfico (DGT), ha entregado este viernes a la Policía Local de Santander 125 kits para realizar test de drogas a conductores.

Según ha explicado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, estos 125 kit de prueba de drogas refuerzan las labores endetección de sustancias por parte de la Policía Municipal, que hasta finales del mes de agosto de 2020 había realizado un total de 250 pruebas en la capital cántabra.

El acto, que se ha celebrado en las instalaciones de la Jefatura, ha contado con la presencia del jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa; y el jefe de la Policía Local de Santander, Víctor Manuel Sánchez.

Esta entrega de kits se enmarca en los acuerdos de colaboración que mantiene la DGT con los ayuntamientos en los que hay policías locales, a los que aporta equipos y material para conseguir mayor efectividad y garantizar la seguridad vial, como vehículos, etilómetros y radares.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

Según ha detallado la Delegación, los kits facilitan la posibilidad de detectar y respaldar un positivo por drogas, detectando hasta cuatro sustancias mediante una muestra salival que es posteriormente analizada en laboratorios autorizados, garantizando la cadena de custodia.

Además, para evitar que conductores que hayan consumido alguna sustancia psicotrópica circulen por la red viaria, la Dirección General de Tráfico realiza a lo largo del año varias campañas de vigilancia de alcohol y drogas en la conducción, en las que colabora activamente la Policía local de Santander, controlando este factor de riesgo que incrementa la tasa de incidencia de accidentes y la gravedad de los mismos.

Asimismo, la Delegación ha recordado que la sanción por conducir con presencia de drogas en el organismo es de 1.000 euros y la retirada de seis puntos del permiso de conducción. Si la presencia de droga en el organismo influye en la conducción se da traslado a la vía penal y puede llevar aparejada una pena de prisión de tres a seis meses, una multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días; y privación del derecho a conducir vehículos a motor uno a cuatro años.

De acuerdo con los datos que figuran en la Memoria Anual 2019 delInstituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, un 45 por ciento de conductores fallecidos en accidente de tráfico sometidos a autopsia arrojaron resultados toxicológicos positivos a alcohol, drogas de abuso y psicofármacos, aisladamente o en combinación.

Comentarios