viernes. 09.12.2022

El portavoz de Ciudadanos y concejal de Cultura de Santander, Javier Ceruti, ha reclamado hoy la puesta en marcha de una comisión de investigación sobre el deterioro de la Biblioteca Menéndez Pelayo y ha advertido de la posibilidad de acudir a los tribunales en caso contrario.

Ceruti ha hecho esta petición a la vista de las "versiones sobre temas menores que se están sacando continuamente para distraer la atención" por parte del PP sobre la responsabilidad del mal estado de conservación de los fondos y la "necesidad imperiosa de una comisión de investigación, en la que no haya una parte que cuente lo que quiera mientras los demás tenemos que ser enormemente discretos sobre todo lo que ahí se cuente".

Además, ha lanzado un "aviso a navegantes: esto ya no es un juego político de a ver si me quito la culpa y encuentro un chivo expiatorio, no. Si se avanza por esa línea es muy probable que esto acabe en los tribunales, como muestra del fracaso que supone la no existencia de las comisiones de investigación", ha dicho.

Y ha subrayado que "no nos va a temblar la mano a la hora de adoptar ninguna medida que redunde en el mejor futuro posible para la colección, y no va a haber maniobra de distracción que nos haga desviarnos de este objetivo: el mejor futuro para la colección".

El concejal considera que el "ruido" que se está produciendo sobre el estado de conservación de los fondos "se acabaría el primer día de la comisión de investigación", si bien cree que el PP, su socio en el Gobierno local, "está dispuesto a hacer lo que sea para que no haya comisiones de investigación ni de basuras ni de la biblioteca", sino que, en ambos casos, su intención es "taparlo todo". Y ha advertido que si se avanza por esa línea "muy posiblemente esto acabe en los tribunales".

Porque, ha subrayado, la colección "no ha tenido el trato que merecía y lo va a tener en adelante".

Ceruti ha querido puntualizar la nota de prensa que envió ayer su antecesora en la Concejalía de Cultura, la popular Miriam Díaz, tras celebrarse la comisión del pleno de Cultura, "que es secreta".

Tras recordar que Díaz estaba al frente de Cultura cuando se produjo el incendio del Museo de Arte de Santander (MAS) --en noviembre de 2017-- y se "aceleró el deterioro de los ejemplares de la biblioteca", el edil ha asegurado que durante la comisión, la concejala dijo que el deterioro de los fondos se debe al abandono durante décadas de la colección, afectada por problemas de humedad, insolación y falta de control de la temperatura, a lo que se añade el agua de la extinción del incendio.

En este punto, Ceruti ha afirmado que nadie "ha señalado a los bomberos" y reiterado que son "los salvadores" de la colección del MAS y de la biblioteca".

Ha referido que al día siguiente del incendio, la entonces directora de la biblioteca envío un correo indicando que había que informar al seguro sobre la inundación de la galería compartida entre la biblioteca y el museo y la necesidad de incorporar elementos para la deshumidificación. A Ceruti no le consta "que se hiciera ni que se dejara de hacer nada al respecto".

Ayer, Díaz afirmó que, como consecuencia de conocer que había habido problemas de humedades, se solicitó la restauración del inmueble.

Al respecto, Ceruti ha recordado que el proyecto inicial de restauración de la biblioteca --en la anterior legislatura-- no incluye ninguna partida para regular la temperatura ni humedad del edificio, sino que se limita a establecer calefacción por radiadores y "siempre bajo la perspectiva de los usuarios, cuando lo que importaba era el confort de la colección".

La regulación de temperatura y humedad se ha incorporado cuando la técnico actual al frente de la biblioteca, Paz Delgado, el día que comienzan las obras presenta un informe pidiéndolo, lo que lleva a un proyecto modificado que es el que se está ejecutando ahora, ha explicado el concejal.

Por otra parte, Ceruti ha tachado de "falso" lo que dice Díaz en la nota de prensa cuando afirma que quien informó de la afección a los fondos por el agua fue personal nuevo de la biblioteca incorporado tras la jubilación de la anterior directora, en julio de 2018. "Nos consta que no es verdad y que ayer no se dijo eso: se dijo que había sido personal de la biblioteca. Punto".

Al respecto, Ceruti ha advertido que no permitirá "que se intente distraer la atención señalando a personas que no tienen ninguna responsabilidad al respecto".

Cuando se incorpora el nuevo personal, en septiembre, ya emite un informe sobre el mal estado por exceso de humedad de libros que se guardan en el despacho del director. Se tramita desde el servicio y se consigue el apoyo del Gobierno de Cantabria, que procede a la restauración de los ejemplares más dañados.

Ceruti también se ha referido al "malestar" de Díaz por la publicación en prensa del informe de TSA sobre la colección. "No entendemos en qué beneficia al Ayuntamiento que no se sepa que la colección estaba en mal estado: desde que hemos tenido ese informe, los que hemos querido tomar medidas hemos podido adoptarlas; sin él, hubiera vuelto a un edificio donde parece que el interés era darle buena apariencia, como una casa de veraneo".

La conclusión de la comisión de Cultura de ayer es, para Ceruti, "el abandono durante décadas de la colección, algo que ha quedado fuera de toda discusión; un proyecto de rehabilitación propuesto en la legislatura anterior absolutamente insuficiente, que no tiene en consideración el valor de la colección; la salvación de la colección gracias al informe exhaustivo de la técnico que llegó casi un año después del incendio y después de la empresa encargada del transporte, que recomienda un tratamiento serio para estabilizar la colección que acometimos esta legislatura".

Y "a futuro", una valoración de más de 600.000 euros en reparación de los libros deteriorados y un proyecto "realista" para poder acoger la colección en condiciones de estabilidad.

INFORME LA BIBLIOTECA NACIONAL

Certui también se ha referido a un informe de la Biblioteca Nacional de España emitido como consecuencia de asegurar la colección para el traslado a la Biblioteca Central cuando se iniciaron las obras de rehabilitación.

El edil ha señalado que el informe apunta que había "un desmadre absoluto en la colección: no se aportan datos de manera fiable, bailan los números, aparecen y desaparecen incunables, libros de mucho valor... Da a entender que el control de la colección ha sido escasamente riguroso en numero de ejemplares, se habla de pérdidas de libros por humedad...".

"Esta colección no ha tenido el trato que merecía y lo va a tener en adelante", ha sentenciado.

COMISIONES DE INVERTIGACION

A preguntas de la prensa sobre la comisión de investigación paralizada en los tribunales, Ceruti ha precisado que el informe del secretario del Pleno afirma que ésta "se aprobó de manera definitiva y por tanto, que debería estar celebrándose".

Por lo tanto, ha asegurado que no se trata de "un enquistamiento en los tribunales: es la alcaldesa, que se niega a atender los informes del secretario y que va a hacer lo que sea para que no se celebren comisiones de investigación públicas".

"Están dispuestos a hacer lo que sea para que no haya una comisión de investigación con basuras ni con la biblioteca por motivos obvios; porque todo este ruido se acaba el primer día de la comisión", ha sostenido el edil, que está "convencido que los ciudadanos de Santander se merecen transparencia, pero la alcaldesa está convencida de que merecen ocultación".

"En este tema, como en basuras, la intención es intentar taparlo todo y que no se sepa nada", ha subrayado, y ha reiterado que "si no hay comisión de investigación, como siga habiendo acusaciones de este tipo, habrá que empezar a hablar de la única opción que nos dejan, que son los tribunales".

Ceruti pide una comisión de investigación sobre la Biblioteca Menéndez Pelayo y amenaza...
Comentarios