jueves. 30.06.2022

El Gobierno mejorará la seguridad vial del tramo La Lastra-Embalse de La Cohilla en la CA-281

Se empleará una técnica novedosa en España en la que trabajará un helicóptero

La Consejería de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria llevará a cabo obras de acondicionamiento en el punto kilométrico 17+050 de la carretera autonómica CA-281 de Puentenansa, al límite de la provincia de Palencia, con el fin de mejorar la seguridad vial en el tramo La Lastra-Embalse de La Cohilla.

Así lo ha anunciado el director general de Obras Públicas, Manuel Domingo del Jesús Clemente, que ha realizado una visita al Ecomuseo Saja-Nansa, en Puente Pumar, donde ha informado del proyecto que consistirá, en términos generales, en el saneo del talud rocoso y posterior instalación del sistema de protección contra desprendimientos a través de una técnica novedosa en España que incluye el empleo de un helicóptero.

El director general ha subrayado que esta iniciativa es fruto de "mucho trabajo y análisis" con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos y garantizar así su seguridad vial.

En este sentido, ha señalado que esta actuación permitirá desplazarse "de forma cómoda y segura" por el tramo en el que se ejecutará el proyecto. "Tenemos que luchar contra el despoblamiento en el mundo rural ofreciendo oportunidades como infraestructuras seguras y servicios adecuados", ha manifestado el director general que, además, ha puesto en valor la red de carreteras de Cantabria.

TÉCNICA NOVEDOSA EN ESPAÑA

Para lograr la mejora de la carretera se va a utilizar una técnica novedosa en España, que consiste en el saneo y limpieza del talud rocoso con el empleo de un helicóptero que, mediante una eslinga y una bola de acero, golpeará el macizo rocoso para forzar la caída de los bloques de piedra que se encuentran inestables.

Posteriormente, también con el helicóptero, se verterá agua dulce sobre el mismo, mediante bolsas similares a las que se emplean en los incendios, para producir un hidrolimpiado del talud rocoso y forzar de nuevo la caída de las piedras de pequeño tamaño que hayan quedado sueltas en el proceso anterior.

Previamente a la ejecución de estas actuaciones, y para que se deteriore la carretera lo menos posible, se extenderá sobre ella, en el tramo de actuación, una capa de zahorra, momento en el que quedará totalmente cortada al tráfico.

Además, se instalará un nuevo sistema de protección en el talud mediante la implantación de galerías horizontales y pantallas dinámicas, de alta capacidad, que puedan parar en el futuro las posibles caídas de piedras de la parte superior del talud rocoso.

Para realizar estos trabajos será necesario colocar en la carretera una grúa de grandes dimensiones que ocupará la totalidad de la vía, por lo que ésta permanecerá cerrada al tráfico durante gran parte del día, a excepción del mediodía, cuando estará abierta.

Finalmente, se restituirán todos los elementos de la carretera afectados por las obras, como pretiles de mampostería, mezclas bituminosas en caliente, marcas viales, etcétera, momento en el que se restablecerá con normalidad de nuevo el tráfico a través de la carretera autonómica.

El Gobierno mejorará la seguridad vial del tramo La Lastra-Embalse de La Cohilla en la...
Comentarios