jueves. 30.06.2022

Cantabria ha desarrollado este jueves un simulacro de un episodio de inundaciones y otras emergencias relacionadas en las cuencas de los ríos Saja y Deva con el que se pretende prevenir desastres y minimizar situaciones de riesgo y en el que han participado unas 200 personas.

Entre los participantes había efectivos intervinientes y figurantes, que han ejercicio como víctimas, y también se ha contado con el equipo del helicóptero del Gobierno de Cantabria, el equipo acuático de rescate del que dispone la Comunidad, el Centro de Atención de Emergencias 112 y el despliegue de hospitales de campaña del 061, entre otros medios, ha informado el Ejecutivo en nota de prensa.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior del Gobierno de Cantabria, Paula Fernández, se ha desplazado a Cabezón de la Sal y Unquera (Val de San Vicente), donde su departamento ha habilitado los puestos de mando avanzado previstos para estos casos para coordinar 'in situ' la emergencia. Igualmente, la activación del Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo de Inundaciones (INUNCANT) ha conllevado la del Centro de Coordinación Operativa en el 112.

Fernández ha señalado que este tipo de pruebas son fundamentales para "seguir preparándonos y fortalecer la coordinación" entre los efectivos de las tres administraciones públicas.

Especialmente, ha puesto en valor la colaboración técnica que la Dirección General de Interior ha prestado a los ayuntamientos de Cabezón de la Sal y Val de San Vicente para que cuenten con unas Guías Municipales de Respuesta ante Inundaciones, que facilita a los municipios la intervención de los medios locales y el traspaso de la competencia a la Comunidad Autónoma, que asumiría el mando en caso de que la emergencia se elevara a nivel 1.

"Todo se está poniendo en práctica haciendo frente a situaciones diversas en distintos puntos, con víctimas y múltiples daños en bienes, con el objetivo de que si se repiten estos episodios estemos preparados", ha subrayado la consejera de Interior, quien también ha valorado las obras en el entorno de los ríos realizadas por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, el propio Gobierno y los ayuntamientos en el ámbito de la prevención.

En este punto, el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso, ha señalado que es importante ensayar la respuesta del Ayuntamiento y "entrenar" para hacer frente de mejor forma estas situaciones. "Esperamos que con las obras que se están realizando se puedan ir solucionando los problemas", ha señalado Reinoso, si bien también ha admitido que "nunca vamos a estar exentos de riesgos y, por ello, estos ejercicios de hoy son básicos".

SIMULACRO DE EMERGENCIA

La Consejería de Presidencia e Interior realiza de forma periódica ejercicios de este tipo con el objetivo de que las autoridades y la población sepan qué hacer ante los eventos naturales, especialmente los que ocurren de forma súbita, como inundaciones, para evitar desastres.

El simulacro desarrolla escenarios usuales de búsqueda, salvamento y rescate en situaciones de emergencia, como son los de localización de personas desaparecidas mediante equipos de intervención subacuática, equipos de tierra o perros de rastreo; el achique de agua en locales inundados o la evacuación de personas aisladas en situación de riesgo.

Así, se ha comprobado lo recogido en las Guías Municipales de Respuesta ante inundaciones en las cuencas del Saja y Deva, el funcionamiento de los sistemas de alerta a la población y los nuevos procedimientos y técnicas de intervención que se han incorporado al dispositivo autonómico.

Al mismo tiempo, entre los objetivos está el fortalecer la preparación de los distintos actores implicados y, en especial, garantizar en caso de emergencia real la necesaria coordinación entre los diferentes servicios y unidades que intervendrían tanto del Ejecutivo como de empresas privadas o públicas o de las administraciones local y nacional.

En total, han intervenido más de un centenar de efectivos de los servicios de emergencia entre técnicos de la Dirección General de Interior, el equipo del helicóptero y del Centro de Atención de Emergencias 112, además de bomberos de Torrelavega y del Ejecutivo regional de los parques de Valdáliga y Tama, miembros del O61 y de la Dirección General de Pesca.

También han participado personal de los ayuntamientos de Cabezón de la Sal y Val de San Vicente, con los alcaldes como máxima autoridad en la gestión de la preemergencia; Cruz Roja; Asociación de Excavadores de Cantabria (AEXCA); TRAGSA; Guardia Civil; Policía Local de los municipios; voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil de Cillorigo de Liébana, Cabezón de la Sal, Corvera de Toranzo y Santander, junto Bomberos Voluntarios de Santander e integrantes del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).

Por último, han participado como figurantes 44 alumnos y tres profesores del Instituto de Cabezón de la Sal, alumnos del módulo de prevención de riesgos profesionales del IES de Peñacastillo y tres miembros del CERMI-Cantabria.

Unas 200 personas participan en un simulacro de inundaciones en el Saja y Deva
Comentarios