Ferroatlántica vuelve a arrancar un horno para fabricar un pedido ante la bajada del precio de la luz

Producirá 2.000 toneladas, con lo que tendrá trabajo para alrededor de un mes

La fábrica de Ferroatlántica de Boo de Guarnizo volverá a arrancar uno de sus cuatro hornos, tras llevar todos parados desde finales de agosto, para producir un pedido de 2.000 toneladas aprovechando la bajada del precio de la electricidad en España.

Este encargo dará trabajo para un mes o mes y medio y supondrá sacar del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afecta a la empresa a 20 o 30 personas para la producción, según han informado a Europa Press fuentes del comité de empresa, que están "contentos" ante la noticia de la reapertura del horno.

Éste acaba de ponerse en funcionamiento pero todavía no trabajará a pleno rendimiento hasta dentro de unos días, probablemente para el sábado, si todo va bien, pues su arranque no se puede hacer de forma instantánea.

Que el trabajo continúe una vez que se termine de fabricar este pedido dependerá de nuevo del precio de la energía, por lo que los trabajadores esperan que no vuelva a producirse una subida como la que llevó a parar la planta.

"Se irá viendo", han señalado desde el comité, que ve posible seguir funcionando más allá de ese mes y medio si el precio de la luz se mantiene como está ahora, en torno a los 100 euros por megavatio hora. Y es que, cuando se decidió parar la actividad, el coste llegaba a superar los 400 euros/MWh, por lo que producir suponía tener pérdidas.

Ahora, la bajada del coste en España favorece a plantas como las de Ferroatlántica, que puede atraer pedidos que hasta ahora se encargaban en lugares como Francia o Noruega por tener precios de la electricidad más competitivos. Además, al hacer los pedidos en su mismo país, los clientes españoles se ahorran también los sobrecostes de logística.

Comentarios