jueves. 29.09.2022

La Real Sociedad Gimnástica no encontró rival en su visita al Estadio Riomar de Castro Urdiales y firmó la mayor goleada de la temporada para certificar la consecución del título liguero y el ascenso a Segunda RFEF. Ocho goles en un vendaval de viento y lluvia frente al Castro FC, que no pudo hacer más que sucumbir ante la intensidad gimnástica.

Sergio Fernández tuvo que incluir dos modificaciones en la defensa por las bajas de Chamorro y Marotías, lo que propició el movimiento al centro de la zaga de Alberto Delgado y Camus, y la entrada en el once de Montiel y Fer en los laterales. Por delante regresó Alberto Gómez, Unai sustituyó a Altadill, y Basurto, Héctor Tirado, Somavilla y Tobar completaron el once.

Este último iba a ser el protagonista desde el un inicio de encuentro en el que la Gimnástica dejó claras sus intenciones. Minuto siete de partido, balón largo que el defensa trata de ceder al portero, se queda cortó y el delantero, más rápido y listo que nadie, se anticipa para recortar a Endika y hacer el primero.

Siete minutos más iban a tardar los blanquiazules en hacer el segundo. Basurto, que la había tenido segundos antes, se interna en el área y es derribado por un rival. Penalti y Borja Camus no falla desde los once metros.

El propio Basurto iba a encargarse en el 18 de, tras una gran carrera por la banda de Carlos Tobar, rematar de manera sutil un balón muerto en el área para el tercero. Y el cuarto al minuto siguiente, tras regatear junto al córner y combinar con Montiel y Basurto, Somavilla definió con un zapatazo a la escuadra contraria.

No se había cumplido el minuto 20 de partido y ya se había resuelto, pero los torrelaveguenses querían más. Basurto ganó la carrera al defensa rival en una salida a campo abierto por la banda, llegó al área y su disparo se encontró con Endika, que despejó hacia el cielo, pero en dirección a la portería. Y allí apareció Carlos Tobar para saltar más que su defensor y firmar el quinto.

Tras el paso por los vestuarios llegaron los primeros cambios. Dani Álvarez tardó siete minutos en subir el sexto al marcador y doce más para el séptimo. Y Héctor Marcos, cuando todos esperaban ya el pitido final, hizo el octavo y definitivo tanto que cerró la goleada blanquiazul.

Sonó entonces el pitido final del colegiado que suponía la consecución del título de campeón del Grupo 3 de Tercera RFEF y el correspondiente ascenso a Segunda RFEF. Objetivo conseguido por parte de la Real Sociedad Gimnástica, que recibirá a la AD Siete Villas el próximo sábado en El Malecón para poner punto y final a la temporada.

La Gimnástica asciende a Segunda RFEF
Comentarios