domingo. 25.09.2022

LaLiga se ha personado como acusación en el procedimiento abierto por el Juzgado de Instrucción número 4 de Santander con motivo de los disturbios violentos ocurridos entre los ultras del Racing de Santander y el Real Oviedo antes del partido celebrado el pasado 28 de agosto.

Tras los altercados, la Policía Nacional detuvo a cuatro hombres,miembros de las Juventudes Verdiblancas, a los que se les imputan los delitos de desórdenes públicos y daños.

Según informó la Policía, durante las concentraciones un grupo de unos "30 radicales" de aficionados locales pertenecientes a las Juventudes Verdiblancas se acercó "de forma grupal, organizada, cohesionada y agresiva" por una de las calles donde se encontraban los aficionados del equipo visitante, produciéndose un enfrentamiento entre ambos, consistente en el lanzamiento de botellas, latas, bengalas y otros efectos como mobiliario de los bares del lugar.

El departamento de Integridad y Seguridad de LaLiga ha denunciado en un comunicado cualquier tipo de violencia ocurrida dentro y fuera de los estadios del fútbol profesional, y ha señalado que su objetivo es lograr la "violencia cero" en el deporte.

Para ello, lleva a cabo diferentes prácticas de prevención, detección y denuncia en cada jornada, que son trasladadas a la Comisión Nacional contra la Violencia, el Racismo y laXenofobia en el Deporte. Del mismo modo, LaLiga se persona como acusación en cualquier procedimiento penal relacionado con hechos violentos ocurridos en el ámbito del fútbol.

No obstante, ha apuntado que la actividad total de los grupos de riesgo en España, tipificados como tal por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo y la Xenofobia, "es de por sí de las más bajas a nivel global, y tiene una tendencia descendente".

Las acciones violentas totales y los enfrentamientos directos entre miembros de grupos de riesgo en esta temporada se mantienen en la media de las anteriores y del total de los enfrentamientos entre miembros de estos grupos, "el 40%, menos de la mitad, se producen en partidos de LaLiga".

Además, ha apuntado LaLiga, los desplazamientos de grupos de riesgo también muestran una tendencia descendente, reduciéndose en un tercio en el último lustro, de 296 a 194.

Por el contrario, los cánticos que incitan a la violencia y/o la intolerancia han aumentado, pasando de alrededor de 50 denuncias de media por temporadas a las 99 de este último año. Esto, lejos de ser un dato negativo, es debido a que se han endurecido todavía más los criterios respecto a ellos.

LaLiga se persona como acusación en el procedimiento abierto tras los altercados entre...
Comentarios