jueves. 30.06.2022

El Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo repasará este miércoles, 18 de agosto, en su séptima conferencia de 2021 las investigaciones científicas realizadas sobre el denominado 'hombre de Loizu', un esqueleto humano de un varón de unos 20 años de edad en posición funeraria con más de 11.000 años de antigüedad, descubierto en 2017 en la cueva de Etorralde, en el Pirineo navarro.

El catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria (UC), Pablo Arias, que dirigió las labores de excavación de los restos óseos del hombre de Loizu, impartirá esta nueva conferencia a partir de las 19.30 horas en las antiguas escuelas de Vargas, escenario de todas las programadas este año por la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo en la ya trigésimo primera edición del Ciclo de Prehistoria de Puente Viesgo, ha indicado la organización en un comunicado.

La conferencia 'El hombre de Loizu: Un excepcional testimonio funerario del Aziliense en el Pirineo Navarro', sucede en el calendario de ponencias de este verano a la impartida por el catedrático de Prehistoria de la Universidad Nacional a Distancia (UNED) Sergio Ripoll sobre el arte mueble descubierto en cuevas prehistóricas de España.

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Como matizó Ripoll, España es un país con un rico patrimonio de arte mobiliar o mueble, de piezas u objetos artísticos que se pueden manejar y transportar a diferencia del arte impreso en las paredes de las cuevas y que se han hallado por toda la geografía española, desde las plaquetas con representaciones de animales de fauna fría en el norte a las que contienen animales de fauna más cálida al sur.

Sergio Ripoll aludió a las numerosas plaquetas, en su gran mayoría con representaciones de animales, descubiertas en diferentes cuevas españolas, muchas de ellas con dibujos de caballos, aves y hasta paisajes, como en las cavidades prehistóricas vascas de Urtiaga y Ekain.

Sobre Cantabria el conferenciante destacó el arte mueble encontrado en la Cueva del Castillo, el colgante de Hornos de la Peña, la venus de El Pendo, las plaquetas de la Cueva de Altamira, la espátula decorada de La Garma, los arpones decorados descubiertos en la Cueva del Valle en Rasines o el bastón de mando de Cualventi en Oreña.

Ripoll repasó más manifestaciones del abundante y diverso arte mueble prehistórico en España, desde contornos recortados, collares o las representaciones sobre marfil o dientes de cachalote, como las encontrados en Entrefoces en Asturias o en la Cueva del Jarama en Guadalajara.

El Ciclo de Prehistoria de Puente Viesgo repasa este miércoles las investigaciones...
Comentarios