domingo 17/10/21

Investigan a un Guardia Civil destinado en Cantabria por posibles acusaciones falsas

Patrulla de la Guardia Civil
Patrulla de la Guardia Civil

Un juzgado de A Coruña investigará a un cabo de la Guardia Civil por una posible acusación falsa contra un superior -un capitán-, al que denunció por una supuesta agresión física.

Así lo ha informado la Unión de oficiales Guardia Civil Profesional, a la que pertenece el capitán denunciado inicialmente y al que defendieron en dos procedimientos penales los servicios
jurídicos de la asociación.

Ambos quedaron archivados y sin responsabilidad para el capitán denunciado, y en uno los procesos se ha terminado deduciendo
testimonio contra el denunciante, que estaba destinado en Selaya en el momento de los hechos, "por las mentiras vertidas en sede judicial", por las que ha pasado a ser procesado y podría haber incurrido en un delito de falso testimonio.

La Unión señala en un comunicado que el acoso laboral "es un drama terrible para quienes lo sufren", pero "cosa bien distinta es empeñarse en perseguir al mando por el mero hecho de serlo, y eso no puede salir gratis".

Por ello, una vez demostrada la ausencia de responsabilidad por parte del capitán, "y con la finalidad de preservar su honorabilidad y capacidad de mando, se hace cada vez más necesario recurrir a posteriores acciones judiciales, dirigidas contra quienes torticeramente instan procedimientos penales buscando causar el mayor sufrimiento posible a personas inocentes", sentencia la organización.

De hecho, en el auto en el que se acuerda procesar al cabo, la Sala apunta que los hechos que denunció no quedaron acreditados y que en su declaración testifical señaló que "no fue agredido por el capitán, que no le hizo daño y que calificó su denuncia como agresión física pero realmente no lo es".

Ahora deberá comparecer nuevamente en sede judicial para dar explicaciones por las acusaciones vertidas inicialmente y la Unión de Oficiales asegura que "no se quedará de brazos cruzados ante ataques injustificados y con el único afán del menoscabo de la acción del mando y la persecución a los oficiales del cuerpo por el mero hecho de serlo".

Investigan a un Guardia Civil destinado en Cantabria por posibles acusaciones falsas
Comentarios