jueves 19/5/22

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que "no tiene ningún problema" en que le espíen mediante el programa Pegasus, aunque advierte que no es posible con el "cacharro" de teléfono móvil que utiliza.

"No sé si me han espiado, pero tengo un cacharro que parece ser que no hay manera", ha dicho el presidente, que aún no se ha pasado al 'smartphone'. Aún así, no le importaría ser espiado: "A mí, si mi vida la cuento todos los días yo...", ha bromeado.

No obstante, ha reiterado que considera "impresentable que se espíe a la gente si no hay mandato judicial", aunque lo defiende si se cuenta con esa autorización y se hace en defensa del país, como considera que podría haber ocurrido durante el conflicto independentista catalán.

"Yo no se si el Gobierno mandó espiar a los nacionalistas catalanes, no lo sé, pero creo que el propio Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tendría la obligación de hacerlo si en un momento determinado viera que esta en juego la integridad del país". "Está en las obligaciones de un centro de inteligencia de cualquier país velar por la seguridad de sus ciudadanos y su territorio", ha respondido a preguntas de la prensa por los supuestos espionajes realizados con el sotware Pegasus.

Por ello, está "tranquilo" si se espía "con las garantías de que ante unos hechos razonados el CNI o quien sea pide a un juez que autorice unas escuchas". "Yo quiero vivir en un Estado donde tenga la tranquilidad y seguridad que es un Estado de Derecho, con poder legislativo, judicial y gobierno", ha sentenciado en declaraciones a los medios tras finalizar la reunión que ha mantenido con el PP para abordar la futura Ley del Suelo.

Eso sí, reconoce que, "si han espiado, no lo han hecho bien, porque se les ha escapado el jefe. El jefe se les fue y no lo espiaron, y hay unos cuantos que están en Waterloo y por ahí", ha dicho en referencia a los líderes independentistas, como el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

ESPIONAJE DESDE EL EXTRANJERO

Y cuestionado sobre la posibilidad de que las intervenciones a los móviles del presidente del Gobierno y la ministra de Defensa, Pedro Sánchez y Margarita Robles, hayan procedido de otros países, ha respondido que "no sería extraño" y ha apuntado que podría estar relacionado con el presidente ruso, Vladimir Putin, o con la entrada del líder del Frente Polisario Brahim Ghali en España en abril de 2021 para ser tratado de coronavirus.

"En la época de la declaración uninateral de la independencia de Cataluña andaba Putin por medio, eso se sabe. Los rusos estaban interesados en desestabilizar el tema en España, que en el fondo es desestabilizar a Europa, con un apoyo a los independentistas. Ahí habría razones mas que sobradas para intervenir teléfonos", ha opinado el presidente cántabro.

Y por otro lado, ha recordado que en la época en la que se habría espiado al Sánchez y Robles "se acogió en Zaragoza con un problema derivado del Covid al jefe del Polisario" y "a lo mejor algún país estaba interesado" en que saber "qué se estaba cociendo".

Revilla "no tiene ningún problema" en ser espiado, aunque no lo ve posible con el...
Comentarios