Piden diez años a un hombre que intentó matar a un repartidor de supermercado de un machetazo en el cuello

La Fiscalía de Cantabria pide una pena de ocho años de cárcel a un hombre por un delito de homicidio en grado de tentativa, ya que está acusado de agredir a otro con un machete en el cuello. La víctima, que se encargaba de repartir pedidos en un supermercado cercano al lugar de los hechos, eleva su solicitud de condena a diez años de prisión.

El procesado será juzgado el próximo viernes, 21 de junio, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma.

El ministerio público explica en su escrito provisional que el acusado, al ver pasar al repartidor cargado con una bolsa en cada mano, se acercó a él y, tras decirle que se había reído de él, “con clara intención de acabar con su vida y con el empleo de un machete le asestó un golpe seco en el cuello”.

El fiscal añade que el procesado actuó “a sabiendas de que dirigía el golpe a una zona corporal con órganos vitales”. Como consecuencia de la agresión, la víctima cayó al suelo.

Por su parte, el acusado presentaba un cuadro compatible con trastorno psicótico por consumo de sustancias que afectaba ligeramente sus facultades.

A juicio de la Fiscalía, los hechos constituyen un delito de homicidio intentado, merecedor de ocho años de prisión e indemnización de 21.000 euros.

La acusación eleva la petición de pena a diez años de prisión y a quince de alejamiento y prohibición de comunicar con la víctima, para la que solicita una suma de 28.500 euros.