domingo. 14.08.2022

Piden 18 y 14 años de cárcel a dos acusados de secuestrar en Santander a un hombre al que le exigían dinero

El juicio se celebrará el martes 18 en la Audiencia Provincial y está previsto que continúe al día siguiente

El fiscal ha solicitado 18 y 14 años de cárcel para dos acusados de secuestrar a un hombre al que le exigían dinero, hechos por los que serán juzgados a partir del martes, 18 de enero, en la Audiencia Provincial de Cantabria.

Según el escrito de la Fiscalía, la víctima debía a uno de los acusados unos 600 euros por la compra de sustancias estupefacientes y el acusado "decidió conseguir el dinero por la fuerza".

Para ello, en julio de 2020 esperó al hombre en un aparcamiento de Nueva Montaña, Santander, junto a otras dos personas no identificadas.

Tras reclamarle el pago de 1.000 euros, y cuando aquél dijo que no lo tenía, el acusado y sus acompañantes introdujeron al hombre en el vehículo y lo llevaron hasta un inmueble abandonado situado en Adarzo.

A lo largo del trayecto, según relata el Ministerio público, "le agredieron repetidamente, impidiéndole bajar del coche, aunque éste se comprometía a abonar la deuda a finales de mes".

Una vez en el inmueble, el acusado y sus acompañantes le sentaron en un taburete, le ataron las manos y le quitaron los zapatos, las llaves y su teléfono móvil.

Además, le exigieron que les dijera dónde vivía y le dejaron querealizara tres llamadas para conseguir el dinero reclamado, lo que hizo,pero sin lograr reunir la cantidad solicitada.

Posteriormente, y según la Fiscalía, le amenazaron con cortarle los dedos con un alicate y con un machete, le azuzaron con un perro y le obligaron a desplazarse a otro lugar.

Allí se encontraba el segundo de los acusados que, junto al primero,introdujo al hombre en un habitáculo pequeño, una leñera, de un metro dealto por un metro de profundidad, donde fue encerrado.

Mientras se encontraba en ese lugar, según la versión del Ministerio Público, "fue humillado y amenazado de diversas formas": le arrojaron agua encima, le midieron para cavar su tumba, le echaron gasolina en la ropa y le acercaron un mechero, "todo ello para causarle un razonable miedo por su vida y conseguir que les diera la dirección de su domicilio y el PIN de su teléfono, lo que finalmente hizo el hombre".

Entonces, el segundo de los acusados se desplazó al lugar donde el hombre vivía y allí se apropió de un anillo de oro con diamantes valorado en 700 euros, una cadena de oro y colgante valorado en 500 euros y otros efectos, todo ello tras revolver toda la casa y causar numerosos daños. Los efectos sustraídos y dañados han sido tasados en casi 6.700 euros.

La vivienda pertenecía a quien era entonces pareja del secuestrado, que en ese momento se encontraba de vacaciones, y ya ha sido indemnizada por la aseguradora.

Tras regresar del domicilio, los dos acusados informaron al hombre de que habían entrado en la casa y le exigieron, para dejarle en libertad, efectivo de su cuenta bancaria, cuya libreta habían conseguido.

Le dejaron encerrado en la leñera y, al carecer esta de vigilancia, de madrugada pudo forzar la puerta y escapar descalzo, en busca de auxilio, hasta la Jefatura Superior de Policía, donde presentó la denuncia.

En el inmueble donde tuvieron lugar los hechos, el primero de los acusados cultivaba hachís y marihuana para su venta a terceros.

Los hechos constituyen, a juicio del fiscal, un delito de secuestro, otro de robo con violencia e intimidación, uno de robo con fuerza en casa habitada, otro contra la integridad moral, un delito leve de lesiones y un delito contra la salud pública de sustancias que no causan grave daño en concurso medial con un delito leve de defraudación de fluido eléctrico.

El primero de los acusados debe responder, según pide la Fiscalía, por todos los delitos descritos, por lo que es merecedor de una condena de 18 años de prisión y 1.440 euros de multa.

Al segundo de los acusados, la Fiscalía le atribuye el secuestro, el robo con intimidación, el robo con fuerza en casa habitada y el delito de defraudación de fluido eléctrico, delitos que suman una petición de condena de 14 años de cárcel y 1.080 euros de multa.

En materia de responsabilidad civil, el Ministerio fiscal solicita que sean condenados a indemnizar conjunta y solidariamente a la víctima en 3.000 euros por las lesiones y daños psíquicos causados, a la aseguradora en 6.681 euros y a la compañía eléctrica en 456 euros, ha informado en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

El juicio arrancará el martes, a partir de las 9.30 horas, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial y está previsto que continúe el miércoles, 19 de enero, a la misma hora.

Piden 18 y 14 años de cárcel a dos acusados de secuestrar en Santander a un hombre al...
Comentarios