martes. 06.12.2022

El presupuesto de Cantabria para 2020, el primero de esta legislatura y quinto consecutivo de PRC-PSOE y que asciende a 2.886 millones, un 1,2% más que el de 2019, continuará su tramitación parlamentaria al quedar rechazadas este martes las enmiendas a la totalidad del PP, Cs y Vox debido a la mayoría absoluta que ostentan regionalistas y socialistas en la Cámara.

De esta manera, PSOE y PRC han dicho 'no' a las tres enmiendas, mientras que toda la oposición ha funcionado también como un bloque y ha votado a favor de cada una de ellas.

De esta manera, el PP ha votado a favor, no solo de su enmienda a la totalidad, sino también de la de Cs y Vox; el partido naranja ha hecho lo propio con la de los populares y la del partido dirigido a nivel nacional por Santiago Abascal, y esta formación ha respaldado también las presentadas por sus compañeros en la oposición.

Esto ha hecho que la votación de cada una de las enmiendas hayan tenido resultado idéntico: 21 votos en contra (los que suman PRC y PSOE) y 14 a favor (los de PP, Cs y Vox).

A lo largo de la sesión de este martes, tanto el Gobierno como la oposición han reiterado muchos de los argumentos esgrimidos a favor o en contra, respectivamente, de estas cuentas.

La consejera de Economía y Hacienda, la socialista María Sánchez, como PRC y PSOE --partido que sustentan al Gobierno en el Parlamento-- han defendido unos Presupuestos que han calificado de "realistas", "prudentes", "responsables", "sociales", "pensados para las personas" y "la gente normal" y en los que "se fortalece" el Estado del Bienestar; el cambio de modelo productivo y la modernización de la economía.

La portavoz del grupo parlamentario socialista, Noelia Cobo, ha defendido que se trata de unos Presupuestos que "Cantabria necesita", todo lo contrario de lo que defiende los partidos de la oposición y autores de las enmiendas.

PP, Cs y Vox han coincidido en muchos de sus argumentos en contra de los Presupuestos, que, según han insistido, son "irreales", con ingresos "sobrevalorados" e "inflados" y gastos e inversiones que, según han advertido, no se van a ejecutar.

También han criticado que gran parte del gasto va dirigido a gasto corriente, a las nóminas de los funcionarios y a pagar el sueldo de unos altos cargos que crecen en número.

Además, estos partidos de la oposición creen que estas cuentas no van a beneficiar a Cantabria, sino más bien lo contrario.

Así, el PP ha afirmado que es un Presupuesto "vacío" y que dejará "congelada" a Cantabria en 2020 y un "torpedo para la reflotación económica"; Cs ha mantenido que, además de "mentiroso", son unas cuentas que "dañan la economía" y harñan que Cantabria se vea abocada a la "parálisis" y el "estancamiento" y Vox ha augurado que traerán "pobreza" y que harán que 2020 será un año "perdido" para el crecimiento de la comunidad.

PRC y PSOE han criticado las enmiendas a la totalidad de PP, Cs y Vox ya que, según han dicho, se basan en "falsedades" y "no plantean escenarios reales que justifiquen" el tener que diseñar otros Presupuestos sino que pintan "un melodrama", escenarios "apocalípticos" y "de Matrix".

"Van a ver cómo sus pronósticos caen uno a uno", ha retado el regionalista Pedro Hernando a una oposición a la que ha invitado a dejar su actitud "obstruccionista" y a "arrimar el hombro" en beneficio de Cantabria.

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PSOE, Noelia Cobo, ha acusado a la oposición de limitarse a criticar el presupuesto pero sin aportar "alternativa alguna", algo de lo que ha acusado expresamente a los 'populares'.

Tampoco han coincidido Gobierno y oposición en materia impositiva ya que, mientras regionalistas y socialistas han incidido en el aumento de las deducciones --como las nuevas dirigidas a los contribuyentes del mundo rural como medida para luchar contra la despoblación --y el hecho de que no haya subida de impuestos, mientras que PP, Cs y Vox han criticado que no haya rebaja impositiva y se deje a Cantabria como una de las comunidades con mayor presión fiscal.

En este sentido, la portavoz del PSOE Noelia Cobo ha acusado al "trío" de la derecha de estar "obsesionado" con bajar impuestos, incluida a las clases más altas.

La dirigente socialista ha defendido que bajar impuestos conduce a recortes en sanidad, educación y política social, dejando desprotegidos a los más vulnerables. Por ello, ha defendido una política fiscal "progresiva" para sostener los servicios públicos.

Decaen las enmiendas a la totalidad de PP, Cs y Vox al Presupuesto de 2020, que sigue...
Comentarios