sábado. 26.11.2022

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha publicado este lunes el decreto de la Consejería de Desarrollo Rural por el que se regula la composición y funcionamiento de los patronatos de los Parques Naturales de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria, con el fin de actualizar su composición y funcionamiento, teniendo en cuenta las singularidades de cada Parque y de los Patronatos prexistentes, así como para mejorar la representatividad de las unidades de la Administración regional que tienen competencias en aspectos que inciden en la gestión de cada Parque.

También para incluir representantes de los cuerpos que tienen encomendada la vigilancia y control del medio natural en su condición de agentes de la autoridad, tales como Agentes del Medio Natural, dependientes de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente yCambio Climático, así como agentes de la Guardia Civil de Cantabria.

Todo ello, señala el Gobierno regional en una nota de prensa, unido a la necesidad de incrementar la representación de los propietarios de terrenos, públicos y privados, incluidos en el Parque Natural de las Dunas de Liencres y Costa Quebrada, de nueva creación, al que se han incorporado miembros de plenos derecho los ayuntamientos de Miengo y Santa Cruz de Bezana, así como las organizaciones representativas del sector primario.

El consejero de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, ha destacado la importancia de poner en marcha este nuevo decreto ante la necesidad de revisar una norma que precisaba de una revisión para adaptarla a los nuevos tiempos y mejorar la implicación de la sociedad en su composición y funcionamiento.

Blanco ha reafirmado el compromiso de su departamento de seguir contribuyendo al mantenimiento de los procesos, del patrimonio natural y la diversidad genética de las poblaciones de flora y fauna, así como la utilización ordenada de los recursos naturales con el objetivo de garantizar su aprovechamiento sostenible.

Para ello, ha puesto en valor el papel que desempeña la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria como áreas naturales que, por la belleza de sus paisajes, la representatividad de sus formaciones o la singularidad de su flora, su fauna o sus formaciones geomorfológicas,poseen valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos, cuya conservación merece una atención preferente.

También ha elogiado la contribución al desarrollo socioeconómico de los municipios que aportan territorio a los espacios naturales protegidos y la colaboración prestada por los propietarios y el resto de titulares de derechos a la hora de conservar los espacios de relevancia ambiental.

"Los espacios naturales protegidos se conciben en un principio como instrumentos para la protección de la diversidad biológica y paisajística y los recursos naturales asociados, pero en una visión más integral deben ser también valores añadidos para los habitantes de las zonas protegidas y para la sociedad en general, así como herramientas activas en la mejora de su calidad de vida", ha opinado Blanco.

Finalmente, ha reafirmado la apuesta firme de su departamento por promover los espacios naturales protegidos en Cantabria dada su importancia como uno de los pilares básicos de la política medioambiental del Gobierno de Cantabria y su relevancia como instrumentos "esenciales" para la protección de la diversidad biológica y paisajística, así como de los recursos naturales y culturales asociados.

La Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria cuenta en la actualidad con cinco Parque Naturales: Dunas de Liencres y Costa Quebrada; Saja-Besaya; Oyambre; Collados del Asón, y Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

Patronatos de los Parques Naturales mejoran su representatividad para acercar a la...
Comentarios