El obispo insta a participar en celebraciones religiosas y "no encerrarnos en nuestros miedos"

photo_camera obispo

El obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, ha instado mediante una carta pastoral escrita este jueves a sus diocesanos "a participar en las celebraciones" y a tomar parte en las eucaristías, las catequesis u otros encuentros religiosos.

"Comprendo el retraimiento de muchas personas a participar en las celebraciones, pero os animo a no encerrarnos en nuestros miedos", ha manifestado.

En su misiva, como obispo de Santander y "representante de la comunidad católica en Cantabria", también ha pedido que "seamos prudentes y respetemos las normas y recomendaciones de las autoridades sanitarias".

Sánchez Monge ha escrito la carta después de publicarse el miércoles 27 las restricciones del Gobierno regional para los municipios de Laredo, Santa María de Cayón, Colindres y Polanco por la alta incidencia del coronavirus.

Además de su cierre perimetral, se han implantado en ellos otras medidas para reducir los contactos sociales y la movilidad, como la limitación del aforo en los lugares de culto a diez personas, una restricción que a juicio del obispo no es "proporcionada ni procedente" al aplicarse por igual en todas las iglesias cuando su superficie y volumen es "muy diverso".

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

"Me parecen injustas porque impiden el ejercicio del derecho fundamental de la libertad de culto", ha reiterado Sánchez Monge en referencia a las disposiciones del Gobierno, como ya lo hizo ayer en un comunicado.

No obstante, se ha mostrado de nuevo consciente del "grave momento" sanitario y ha destacado la "disposición" de la Diócesis a seguir colaborando con las autoridades sanitarias en las parroquias y comunidades. "El sufrimiento de todos es también el nuestro, compartimos todos las mismas inquietudes", ha asegurado.

"IGLESIAS DOMÉSTICAS"

Y con motivo del cierre perimetral de los municipios mencionados, ha animado a los sacerdotes y fieles de las parroquias afectadas a hacer de sus hogares "iglesias domésticas". "Rezad, leed el Evangelio, seguid las celebraciones retransmitidas por los medios de comunicación", ha pedido.

Asimismo, ha agradecido a los sacerdotes afectados por las restricciones "su atención pastoral de siempre", y particularmente cuando se ha reducido la movilidad y la comunicación social.

Al tiempo, les ha instado a que continúen "cerca de sus feligreses", celebren la Eucaristía en los templos, convoquen a los catequistas y se comuniquen en la medida de lo posible con los enfermos y ancianos que no pueden salir de sus casas. "Mantened abiertos los templos, porque así invitáis a la oración y recordáis que se necesita, especialmente en estos momentos, la ayuda de Dios", ha sentenciado.

Comentarios