domingo 22/5/22

El 85% de la plantilla de Cantabria ha secundado la huelga de este miércoles en Douglas, que ha llevado a cerrar seis de las ocho tiendas que la cadena tiene en la comunidad, todas salvo las de Castro Urdiales y Santoña.

Así lo ha indicado la Federación de Servicios de Comisiones Obreras (CCOO), sindicato que ha convocado el paro de esta jornada y que se llevará a cabo durante dos días más, el 16 y el 20 de abril.

Como señala CCOO, la huelga surge ante el "incumplimiento sistemático" de los acuerdos entre la empresa y los agentes sociales, la "negativa de Douglas a negociar" y la falta de documentación que acredite las medidas que la empresa quiere llevar a cabo.

El 23 de marzo de 2021 se suscribió un acuerdo en el marco del procedimiento de despido colectivo realizado por la empresa Douglas en ese mismo año y se estableció la llamada 'cláusula de garantías' para impedir una nueva reestructuración de personal "tan dramática como la que se acababa de cerrar", explica el sindicato, que denuncia que la empresa ha "ignorado por completo esta garantía" que ofreció.

"Ese incumplimiento del acuerdo es algo que no va a tolerar CCOO", ha advertido, añadiendo que, además, en las negociaciones llevadas a cabo, Douglas ha manifestado su intención de eliminar el pago extraordinario por fines de semana para toda la plantilla, implantar un sistema de turnos y eliminar el plus de nocturnidad para la plantilla de almacén.

Por otro lado, también quiere modificar el sistema de incentivos de tiendas introduciendo criterios "completamente subjetivos que impidan realmente el pago de esa variable", pues son objetivos "totalmente inalcanzables". Por ejemplo, pidió un crecimiento medio de la venta en un 23% para el primer trimestre del año 2022, según CCOO.

Así, el sindicato insiste en que la línea empresarial de Douglas pasa "única y exclusivamente por la precarización y la mercantilización de los derechos de la clase trabajadora", algo "contrapuesto a lo que hace con la dirección", a la que en 2021 "pagó un total de 131.000 euros al año por acabar con la empresa líder en el sector en un plazo de tan solo cinco años".

El caso de Douglas debe marcar, a juicio de CCOO, un punto de inflexión a la hora de defender los derechos de los trabajadores, y para ello ha advertido que va a poner en marcha "toda la artillería de la que dispone el sindicato: legal, mediática y de movilización".

La huelga en Douglas cierra seis de las ocho tiendas de Cantabria
Comentarios