Gobierno y entidades conservacionistas colaborarán para actualizar los planes de gestión de la Red Natura 2000

La Consejería de Medio Ambiente ha acordado con la Fundación Naturaleza y Hombre, Fundación Oso Pardo y Fundación Conservación Quebrantahuesos establecer un calendario de reuniones para trabajar en la actualización de los planes de gestión de la Red Natura 2000 en Cantabria.

Así lo han determinado el consejero del área, Guillermo Blanco, y los presidentes de las tres fundaciones en una reunión que han mantenido este jueves para concretar e impulsar los instrumentos de planificación y gestión de los espacios de la Red Natura 2000, de las especies catalogadas como amenazadas y de las especies exóticas invasoras.

En el marco del convenio marco de colaboración que suscribieron al inicio de la legislatura para cooperar en la conservación de la biodiversidad en la región, todas las partes implicadas han acordado colaborar en la evaluación de la aplicación de los planes ya aprobados por el Gobierno de Cantabria y que, por parte de esas organizaciones, puedan realizarse propuestas de actualización de las medidas previstas en ellos, especialmente en lo referido a las especies amenazadas y la restauración de los hábitat amenazados por especies invasoras.

Se trata, tal y como ha explicado el consejero, de "concretar" con medidas y actuaciones los objetivos de los planes de la Red Ecológica Europea Natura 2000 y de proponer acciones que favorezcan también el desarrollo sostenible de las zonas rurales incluidas en estos espacios protegidos.

Tanto el Gobierno regional como las entidades conservacionistas han reafirmado su compromiso de "aunar esfuerzos" para favorecer cambios de actitud entre la sociedad en materias relacionadas con la conservación de la biodiversidad, la lucha contra el cambio climático y las buenas prácticas ambientales, impulsando las actividades de educación ambiental, formación y voluntariado ambiental.

El presidente de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, ha considerado "positiva" la reunión mantenida con la Consejería porque han "quedado en agendar un plan de trabajo para definir medidas que puedan incorporarse a la revisión de los planes de gestión".

Por su parte, el presidente de la Fundación Naturaleza y Hombre, Carlos Sánchez, ha mostrado su satisfacción por el avance que ha supuesto esta reunión para seguir trabajando en la "necesaria revisión" de los planes de gestión de la Red Natura 2000 y ha anunciado que en enero volverán a reunirse con la Consejería para poner en común propuestas de mejora de la biodiversidad de la región.

Finalmente, el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, ha aplaudido también las conclusiones de la reunión, en la que se han podido concretar las voluntades de ambas partes de poner en marcha proyectos y estrategias para seguir mejorando la biodiversidad de Cantabria.

En el encuentro también ha participado el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio.

Comentarios