miércoles. 30.11.2022

El Gobierno de Cantabria ha condenado todo tipo de violencias machistas y ha expresado su solidaridad con las mujeres víctimas y sus hijos menores, y su compromiso para poner en marcha medidas de prevención, detección y atención integral necesarias e impulsar medidas transversales de igualdad, entendiendo que cuando la igualdad avanza la violencia de género retrocede.

Así lo ha señalado la directora general de Igualdad y Mujer, Consuelo Gutiérrez, durante la lectura de la declaración institucional con motivo del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer que se celebra hoy y que recoge este acuerdo del Consejo de Gobierno.

Al acto han asistido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga; y la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó.

Gutiérrez ha señalado que la violencia que sufren las mujeres supone una demanda social para obligar a los gobiernos a poner en marcha todas aquellas medidas dirigidas a disminuir y erradicar este sufrimiento.Entre estas violencias ha citado los malos tratos físicos y psicológicos, incluyendo toda conducta que produce en la víctima una sensación de desvalorización o sufrimiento.

También se ha referido a los malos tratos económicos, las agresiones, abusos y el acoso sexual, el tráfico y utilización de mujeres y niñas con fines de explotación sexual y prostitución; la mutilación genital femenina; la violencia contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres; y cualquier otra actuación o conducta que lesione la dignidad y la integridad de la mujer.

El presidente Revilla ha señalado la importancia de seguir sensibilizando a la sociedad sobre la violencia contra las mujeres, asegurando que "todo lo que hagamos será poco".

Una sensibilización que ha hecho extensible al ámbito político, frente a aquellos grupos que "cuestionan" y "tratan de difuminar una realidad palpable, y es que sigue habiendo machismo, sigue habiendo muchísima violencia contra las mujeres y mucha discriminación".

En este sentido, ha hecho un llamamiento a la necesidad de seguir insistiendo para erradicar la lacra social que representa el acoso sexual y la violencia contra las mujeres.

Por su parte, el vicepresidente ha reiterado la condena de cualquier violencia que padezcan las mujeres, expresando el compromiso del Gobierno en seguir avanzando en el desarrollo de leyes que las protejan, amparen y las permitan vivir en libertad en Cantabria.

Tras indicar que siguen siendo muchos los casos de mujeres que padecen violencia en Cantabria, también ha resaltado que cada vez son más las que confían en el respaldo institucional a la hora de denunciar su situación y salir de la lacra que representa la violencia de género.

También ha lamentado la existencia de "muchos discursos de odio que todavía se escuchan en parlamentos autonómicos como el de Cantabria o el Congreso de los Diputados". Hechos que lastran a la sociedad, que hacen ver que el machismo "todavía impera" y que "no se puede dar un paso atrás" en la defensa de las normas que garantizan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, ha destacado.

El Gobierno de Cantabria condena todo tipo de violencias machistas y se solidariza con...
Comentarios