domingo 22/5/22

Enfermeras de Cantabria se han concentrado este jueves ante el Hospital Valdecilla de Santander, con motivo del Día Internacional de la Enfermera, para reclamar al Gobierno regional unas mejores condiciones laborales que les permitan conciliar la vida laboral y familiar, y más recursos y medios.

La secretaria general del Sindicato de Enfermería (Satse), Ana Samperio, ha leído un manifiesto en el que ha hecho hincapié en el "gran valor" que este colectivo de trabajadores "aporta al Sistema Nacional de Salud y al desarrollo del país", y ha subrayado que la crisis sanitaria ha precarizado "aún más" sus condiciones laborales.

En este sentido, Samperio ha lamentado que los profesionales de la Enfermería hayan pasado de ser "héroes imprescindibles" durante la pandemia, a "pasar al olvido" para la administración pública y la sociedad una vez que la situación está más controlada.

"Somos pilar, referente y motor para el sistema sanitario", ha expresado la secretaria general de Satse, quien ha remarcado que los enfermeros son "conscientes de su fuerza" y de que son "imprescindibles" en el sistema sanitario.

Por ello, ha reclamado recursos y medios para desarrollar su trabajo en las "debidas condiciones" en unos entornos "saludables" para trabajar "sin sobrecarga ni tensión", así como una clasificación profesional adecuada y una jubilación anticipada.

En resumen, ha dicho, "necesitamos más enfermeros y mejores condiciones para lograr un futuro saludable, sostenible, equitativo, inclusivo e innovador".

Respecto a la situación actual en el hospital con los pacientes de covid, Samperio ha destacado que, aunque está habiendo un mayor número de contagios últimamente, "afortunadamente" la presión hospitalaria no está siendo "tan importante" y está siendo "más llevadera".

Aún así, ha admitido que la sobrecarga de trabajo es mayor: "Todo lo que suponga un mayor aumento de ingresos, aunque no sea tan importante como en otras olas, sí que supone una sobrecarga laboral".

En concreto, Samperio ha asegurado que antes de la pandemia se llevó a cabo un estudio que indicaba que en Cantabria serían necesarios "unos 1.200 enfermeros más" para adecuarse a la media que hay a nivel europeo, "no solamente en el ámbito público, también en el privado y en los centros sociosanitarios", ha explicado.

Las enfermeras de Cantabria reclaman mejores condiciones laborales y más recursos
Comentarios