domingo 22/5/22

Cantabria acumula desde el pasado mes de enero y en lo que va de abril más de 400 incendios forestales, "el cien por cien provocados". El número de fuegos detectados es inferior al del mismo periodo de años anteriores, así como también la superficie afectada por los mismos.

Esa menor incidencia se debe a que se ha cogido "con las manos en la masa" a varios de los incendiarios, aunque "el mérito fundamental" es atribuible a la labor del operativo de prevención y lucha contra incendios forestales autonómico, compuesto por 400 profesionales.

Así lo ha destacado el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, quien ha asistido a las maniobras que 84 efectivos del Quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V) de la Unidad Militar de Emergencias (UME) realizan desde este martes y hasta el jueves en Las Rozas de Valdearroyo, para mejorar su capacidad de respuesta e intercambiar conocimientos con el operativo regional.

El titular de la Consejería ha agradecido la colaboración de la UME en la lucha contra incendios forestales, así como de la Guardia Civil en las tareas de vigilancia e identificación de los causantes.

Acompañado por el subdirector general de Medio Natural, Ángel Serdio, el titular de la Consejería ha señalado que los miembros de la UME "son siempre bien recibidos" en la comunidad autónoma y ha puesto en valor su apoyo no solo en caso de incendios forestales, sino también de inundaciones y otro tipo de catástrofes que se producen en Cantabria.

Según ha explicado, este tipo de prácticas permiten a los militares prepararse para la campaña estival de incendios forestales en España, que también afectan a la parte sur de Cantabria, mientras que en los valles interiores son más habituales en los primeros meses del año.

CAMPAÑA DE LA UME EN CANTABRIA

La presencia estos días en Cantabria de la UME forma parte de las acciones programadas, como preparación previa, de la campaña contra incendios forestales y tiene por objeto profundizar en la colaboración y el intercambio de conocimientos con el dispositivo autonómico.

Se trata de dos unidades pertenecientes a la Sección 511 del BIEM V, que ha desplegado en la región un operativo compuesto por 84 militares y 28 vehículos, entre los que destacan doce autobombas, dos nodrizas, una ambulancia, dos vehículos 'Mérida' de transmisiones y diversos vehículos pesados y ligeros.

Durante estos tres días, la UME, en coordinación con el personal del Gobierno cántabro, va a realizar valoraciones de la vegetación y de las condiciones orográficas y climatológicas previstas para, si el tiempo lo permite, llevar a cabo una quema prescrita.

El BIEM V tiene su sede en la base 'Conde de Gazola', ubicada en el municipio leonés de San Andrés del Rabanedo. Durante su estancia en Cantabria, los militares se alojarán en el pabellón polideportivo de Ontaneda (Corvera de Toranzo) y en el 'Tito Carrera' de Reinosa.

Cantabria registra más de 400 incendios forestales provocados en lo que va de año
Comentarios