jueves. 08.12.2022

Cantabria mantiene la colaboración con la UME para contar con sus recursos frente a las emergencias

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, y el teniente coronel José Alberto Barja
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, y el teniente coronel José Alberto Barja

El Gobierno autonómico mantendrá la colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME) con el fin de ampliar los efectivos y los recursos materiales de Cantabria para hacer frente a las situaciones de emergencias.

La renovación de este acuerdo ha sido el asunto principal que han abordado hoy el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, y el teniente coronel José Alberto Barja, que desde septiembre dirige el V Batallón de la unidad, ubicada en Ferral del Bernesga (León) y que agrupa a un contingente formado por unos 500 militares.

Posteriormente, el responsable de la unidad ha sido recibido por el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco.

Durante el primer encuentro, Cantabria ha planteado al responsable de la UME la organización conjunta de sendos simulacros de rescate en cueva y de un accidente químico en una factoría cántabra, con el objetivo de comprobar la coordinación con los medios de los que dispone el batallón de León, especializado en rescates en cuevas, así como la eficacia de los planes de emergencia exterior de las industrias y probar la capacidad de despliegue de los recursos especializados de la unidad militar.

Revilla ha destacado la colaboración de la UME con Cantabria, una unidad que "suma esfuerzos con nuestros magníficos servicios de Protección Civil y Emergencias".

Ha afirmado que la seguridad es "vital" para la ciudadanía y la UME ha conseguido "fortalecer" la respuesta de los servicios cántabros ante grandes incendios, nevadas, inundaciones o accidentes de todo tipo. "Cantabria está muy orgullosa de contar con la UME", ha dicho Revilla al teniente coronel de esta unidad.

Por su parte, la consejera de Presidencia ha apuntado la "relevancia" del convenio con la UME para la comunidad autónoma, no solo "al poder sumar recursos tan importantes como los que tiene la UME en el cuartel de León", sino también para "coordinar mejor los operativos en casos de intervenciones conjuntas".

Según ha dicho, en este convenio, que se aprobará próximamente, "confluyen todas las acciones de información común para tener una visión completa de la colaboración que mantenemos en el ámbito de la atención de las emergencias, tanto a efectos preventivos como para la coordinación de las operaciones ante grandes catástrofes".

El consejero de Desarrollo Rural ha agradecido el servicio de la UME y la ayuda prestada en la extinción de incendios y la protección de la naturaleza. "Cantabria recibe a la UME con los brazos abiertos", ha expresado Blanco tras reunirse con el teniente coronel.

El responsable del batallón militar, que realiza hoy un ejercicio en la cueva de Cueto-Coventosa (Ramales de la Victoria), ha destacado la "excelente" colaboración con Cantabria y ha apuntado la necesidad de estos contactos para "abrir nuevos canales y estar preparados ante cualquier emergencia".

ALCANCE DEL CONVENIO

En virtud del acuerdo de colaboración entre Cantabria y la UME, se regulan las funciones y competencias ante una intervención conjunta para asegurar una respuesta eficaz. Para ello, se promueven la organización de actividades de planificación y preparación necesarias para el intercambio de información, experiencias y formación en el ámbito de protección civil.

Entre las actuaciones, se regula interconexión a través de la Red Nacional de Emergencias (RENEM), donde el 112 y la Dirección General de Interior de Cantabria intercambian datos de una manera ágil. También, se promueve la formación técnica del personal de la UME y se programan cursos y encuentros que contribuyan a una mejor planificación de los procedimientos operativos entre las unidades.

En el ámbito sanitario, se facilita la formación del personal facultativo de la UME, los protocolos de actuación para alcanzar una mayor interoperabilidad y la colaboración en materia de intervención psicosocial.

Desde su creación a finales de 2005, la UME ha intervenido en Cantabria en seis ocasiones con motivo de la activación de alguno de los planes de Protección Civil, en su nivel 2, y que requieren, por ello, la colaboración de medios estatales para atender situaciones excepcionalmente adversas.

El episodio de incendios forestales del pasado mes de febrero requirió la última intervención de la UME en Cantabria para hacer frente a más de 300 fuegos registrados. Un mes antes, la unidad desplegó en la comunidad más de 200 efectivos y 53 vehículos para colaborar con los recursos autonómicos en las labores de achique de agua, restablecimiento de la circulación y evacuación de personas por las fuertes inundaciones en varios puntos del territorio.

Anteriormente, en 2017, hicieron lo propio por otro episodio de inundaciones y en 2015, debido a la activación en tres ocasiones del Plan especial de protección civil por incendios forestales (Infocant).

Cantabria también acogió en 2017 un ejercicio combinado de la UME en el que participaron más de 3.000 efectivos, donde se simuló diversas situaciones de emergencia relacionadas con un fuerte temporal de lluvias, como inundaciones, corrimientos de tierra y derrumbes, y con numerosos afectados, por lo que Cantabria activó de forma simulada su Plan Especial de Inundaciones (Inuncant).

Cantabria mantiene la colaboración con la UME para contar con sus recursos frente a las...
Comentarios