jueves. 29.09.2022

Agosto resultó un mes muy cálido en Cantabria y sólo áreas de Liébana quedaron un poco por debajo de esa calificación. También fue húmedo en toda la región y muy húmedo en Liébana, donde el temporal del norte de los últimos días dejó más precipitación, pese a que inicialmente el mes se presentaba seco.

Son datos del avance climatológico de Cantabria correspondiente al mes pasado que ha difundido hoy la Delegación Territorial en Cantabria de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Después de un largo periodo con escasas precipitaciones, que auguraba un agosto seco, las lluvias de los últimos días han invertido el carácter del mes que finalmente ha resultado húmedo. Así, se registraron entre 8 y 16 días de precipitación en la región, la menor cifra en las comarcas del Ebro, y la mayor en la costa y en zonas altas o de montaña.

La precipitación se agrupó en dos episodios principales: en el primero, entre los días 7 y 12, se generalizaron los chubascos de origen tormentoso, con abundante actividad eléctrica el día 8, y con precipitaciones irregulares pero que en algunos casos cayeron con intensidad torrencial. El día 8 se recogieron 19 litros por metro cuadrado de lluvia en diez minutos en Soba-Alto Miera; en Nestaras, el día 11, se registraron 15,5 en diez minutos; el día 12, un total de 9,7 litros en diez minutos en Santander; y el día 29, se midieron 9,2 litros por metro cuadrado en diez minutos en San Felices de Buelna-Tarriba.

Sin embargo, fue en el segundo episodio, entre los días 27 y 30 de agosto, cuando una entrada de aire del norte más propia del invierno dejó entre el 40 y el 75% de la precipitación total del mes, además de un visible manto de nieve en los Picos de Europa por encima de 2.000 metros de altitud.

Las temperaturas subieron la primera semana hasta registrar máximas por encima de 35 grados centígrados el día 6.

Volvieron a situarse entre 25 y 30 grados centígrados y otra vez superaron los 35 el día 19 en el aeropuerto de Santander. Los 36,5 grados del día 29 fue la temperatura más alta registrada un mes de agosto.

Después se moderaron, para bajar bruscamente el día 29 hasta quedar entre 15 y 20 grados, y con valores más bajos en zonas altas.

La insolación, en el observatorio de Santander-Parayas, ha estado en torno a media registrada en el mes de agosto, totalizando 190 horas de sol frente a las 187 horas esperadas.

El viento recorrió 7.629 kilómetros en el observatorio de Santander-Parayas, ligeramente por encima --un 4% más-- de lo esperado en agosto.

En relación a la media, fueron más frecuentes los vientos de componente oeste, y soplaron menos de lo habitual los de dirección nordeste.

Los episodios de viento fuerte se registraron, en su mayoría, asociados con tormentas. Se produjeron 2.303 descargas procedentes de rayos sobre la región a lo largo de 11 días. Entre el día 7 y el día 15 se produjeron a diario, y en total se contabilizaron 2.222. La mayor actividad eléctrica se concentró el día 8, con 1.330 descargas.

VALORES EXTREMOS

Por lo que se refiere a los valores extremos registrados en Cantabria en agosto, la temperatura máxima más alta fueron los 38,6º grados centígrados del día 7 en Polientes; y la temperatura mínima más baja los 0,4°C el día 31 en Nestares.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 65,8 litros por metro cuadrado el día 29 en Tresviso; y la racha máxima, de 100 kilómetros por hora el día 8 en Nestares.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí

Agosto fue muy cálido en Cantabria y se transformó de seco a húmedo a final de mes
Comentarios