Más de 2.000 personas se congregan en Astillero para ensayar la despedida del año

Más de 2.000 personas se han congregado este sábado, 31 de diciembre, por la mañana en Astillero para dar las campanadas y comerse las uvas entre amigos y familiares. Tanto vecinos como visitantes han inundado la Plaza del Mercado para dar la bienvenida al 2023 a la misma hora que lo hacen en Australia.

Esta iniciativa, que vio la luz por primera vez en 2019, las últimas Navidades antes de la pandemia de la COVID-19, ha regresado en 2022, ha indicado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Se trata de una actividad navideña multitudinaria, que también ha servido para rendir un homenaje a los fallecidos en estos años.

Asimismo, en los momentos previos al reparto de las uvas y el comienzo de las campanadas, los asistentes han disfrutado de una exhibición de las escuelas de baile del municipio, un vídeo elaborado a partir de las fotos tomadas en el photocall los días 16 y 17 de diciembre, así como de música en directo.

Comentarios