jueves. 08.12.2022

Los delitos han presentado un repunte en Astillero entre los meses de enero y agosto con respecto al mismo periodo de 2019, si bien los hechos que mayor alarma causan se han mantenido o incluso descienden y los hurtos se han reducido un 11 por ciento.

Así se ha puesto de manifiesto este lunes en la Junta Local de Seguridad, que ha estado presidida por la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el alcalde de Astillero, Javier Fernández Soberón.

En la reunión, que se ha celebrado de forma presencial y en la que se ha hecho balance de la seguridad en el municipio y se han abordado también los efectos del estado de alarma, también ha participado el coronel jefe de la Guardia Civil de Cantabria, Luis del Castillo, junto a otros mandos de este Cuerpo y de la Policía Local.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, en el encuentro se ha destacado que Astillero finalizó el año 2019 con una tasa de criminalidad de 15,07 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, 16 puntos por debajo de la de Cantabria.

Por otro lado, se ha analizado el balance de la delincuencia en el municipio en el periodo entre enero y agosto, en el que los delitos han presentado un repunte, si bien los hechos que mayor alarma causan se han mantenido o incluso descienden.

Dentro de los delitos contra el patrimonio, los robos con fuerza en las cosas se mantuvieron en cifras similares, descendiendo un 11% los hurtos y cayendo igualmente los robos de vehículos.

Por otro lado, se ha constatado un descenso del 50% de los delitos relativos a la seguridad colectiva, principalmente los relativos a la seguridad vial.

A pesar del repunte de los delitos, se han esclarecido más del 60% de los conocidos, deteniéndose o investigando a casi 90 individuos, un 27% más que el pasado año.

Dentro del repunte de los delitos, se ha constatado un aumento de las estafas, directamente proporcional al aumento del uso de las nuevas tecnologías para realizar compras durante la pandemia. En este caso, el aumento es de un 90% (de 13 a 25).

Por otro lado, se vio otro repunte en los daños, principalmente sobre vehículos, aunque de escasa consideración, pudiendo ser muchos de ellos por conflictos entre personas.

Por lo que respecta a los delitos contra las personas se observa el aumento de las denuncias por amenazas, de "difícil evitación" al cometerse entre particulares y muchas de ellas en ámbitos privados.

Y en cuanto a las infracciones administrativas, en lo que va de año se han realizado más de 230 actuaciones, lo que supone un aumento superior al 200% con respecto al pasado año.

El 90% de estas actuaciones estuvieron dirigidas a evitar la propagación del COVID-19. Desde el inicio del estado de alarma y hasta la actualidad, los agentes formularon casi 130 denuncias por desobediencia a los agentes de la autoridad, 43 por el consumo de alcohol o drogas en vía pública.

También se han formulado otras por no usar la mascarilla o alteración del orden público. En estas actuaciones se han disuelto grupos de personas que podían facilitar, en su caso, la dispersión de la pandemia.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí

 

Los delitos aumentaron pero los hurtos descendieron un 11% en hasta agosto
Comentarios