jueves 19/5/22

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado (PSOE), declarará el próximo 7 de junio a las 9.30 horas ante el juez que investiga los supuestos pagos "irregulares" de la Junta Vecinal de Escobedo al club de fútbol local. Si se acuerda la apertura de juicio oral tendría que dejar el cargo, y si ese posible paso se da antes de las elecciones municipales de 2023 no podría presentarse a la reelección, según marcan los estatutos de su partido.

La también secretaria general de la Agrupación Socialista del municipio ha sido citada por el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Santander en calidad de investigada y dentro de las diligencias previas incoadas contra la expresidenta y el extesorero de la pedanía tras la denuncia de la Fiscalía por posible prevaricación y malversación de caudales públicos. Ambos prestaron declaración ante el magistrado la semana pasada, después de que dirigentes del PP local pusieran estos hechos en conocimiento del ministerio público.

La regidora camarguesa ha informado este jueves de la citación judicial, que recibió el miércoles por la tarde, en una rueda de prensa convocada esta mañana a primera hora porque no tiene "nada que ocultar". En este sentido, ha asegurado que todo se ha hecho "con luz y taquígrafos" y "siempre" con transferencia bancaria y justificación de los pagos mediante factura, "año tras año". "Está todo por escrito" y "he actuado con legalidad", ha defendido.

Las actuaciones se iniciaron a petición del fiscal tras hechos trasladados por los actuales dirigentes 'populares' de la pedanía contra la anterior presidenta y tesorero de la Junta, también presidente de la Unión Montañesa Escobedo, club al que se habrían transferido más de 177.000 euros en 15 disposiciones, de 300 a 5.200 euros, entre 2007 y 2019, según la documentación de esta causa, a la que ha tenido acceso esta agencia.

Bolado --que presidió la pedanía de entre 2011 y 2015 y por ese motivo ha sido llamada ante el magistrado en calidad de investigada-- ha explicado que las subvenciones en cuestión al conjunto deportivo (18.000 euros anuales, procedentes del convenio para la explotación de una cantera en terrenos de la pedanía) se hicieron en base a un acuerdo de la Junta Local aprobado por unanimidad de todos sus miembros -primero de forma verbal y luego rubricado-. "Hay un acuerdo firmado. Si no lo hubiera, sí me preocuparía", ha diferenciado.

Se decidió hace catorce años -"tiempo suficiente" a su juicio para denunciar-, cuando ella no formaba parte de la entidad local pero sí uno de los denunciantes (el 'popular' José Ángel Diestro, entonces vocal de la Junta y concejal de Deportes con posterioridad). Según la socialista, estaría detrás de esta denuncia junto a Olga Salmón y Cristian Armada, actual pedáneo de Escobedo.

Así, entiende que "lo único" que persiguen los dirigentes de la Junta es "acabar con la honestidad" de todos los que han formado parte de la misma. "Están jugando con mi honestidad. Eso no se puede hacer. Es lo más importante que tenemos las personas", ha rechazado la socialista.

EL OBJETIVO: QUE NO PUEDA PRESENTARSE A LA REELECCIÓN COMO ALCALDESA

Y al hilo de lo anterior, ha añadido que el "único objetivo" de esta denuncia --"un año antes de las elecciones" y cuando supuestamente sabían que se habría hecho "algo ilegal" hace 14-- es que ella "ni siquiera" pueda presentarse a los comicios como candidata del PSOE a la Alcaldía, pues así lo marcan las normas internas del partido (establecen que tendría que dimitir del cargo público que ostenta cuando se acuerde la apertura de juicio oral).

En este sentido, la alcaldesa de Camargo ha asegurado que "nunca jamás nadie" les avisó de que hubiera "algo mal" o de "irregularidades", por lo que no ha hecho "nada" de lo que se tenga que "arrepentir" -se limitó a "cumplir y ejecutar los acuerdos", ha apuntado-. Por eso, se ha mostrado "absolutamente tranquila", dispuesta a defenderse y a demostrar ante el juez que tiene "razón".

"Yo entiendo que si desde 2007 hay un contrato con el que se dan esas cantidades (los citados 18.000 euros de la Junta al club de fútbol) yo tengo que seguir dando esas cantidades, porque no hay ningún otro acuerdo que diga lo contrario ni modifique ese", ha reflexionado la alcaldesa de Camargo.

Pero según la denuncia, aunque los pagos se calificaron como "subvenciones", en las actas de las reuniones solo constan "acuerdos expresos" aprobando cuantías en favor de la Unión Montañesa en dos ocasiones y por 4.000 euros. Tampoco se aprecia "otro tipo de acuerdo, resolución o expediente administrativo para su concesión o posterior control, ni una fiscalización del destino dado a tales pagos".

"ERRORES DE FORMA, PERO NO DE FONDO"

En cualquier caso, y teniendo en cuenta el funcionamiento y carencias de las juntas vecinales -"no hay medios de nada ni ayudas"-, Esther Bolado entiende que puede ser "fácil" cometer errores, pero "de forma", que son "perdonables", no así "de fondo". Y "si aquí hay algún error es de forma", pero "no hay ningún error de fondo", ha zanjado. En ese supuesto, el "defecto" estaría "en el origen", esto es, en el acuerdo de 2007, que uno de los denunciantes "también firmó", como ha remarcado.

De todos modos, cree que estos "follones" vienen de cobros en 2019 de atrasos pendientes desde 2016, cuando se rescindió el contrato con la empresa que explotaba la cantera de Escobedo y en base al cual se acordaron las ayudas al club de fútbol, "de los mejores" de Cantabria y con un "vínculo enorme" con el pueblo, que se "conoce" precisamente por su equipo.

El dinero se destinaba a pagar distintos gastos, como los de luz y agua, de la mutua o de la maquinaria para el césped del campo, que entonces era de hierba, según ha detallado la expresidenta de la Junta y alcaldesa de Camargo, para asegurar que "jamás se ha desviado" a otros objetivos. En este punto, ha enfatizado que "todo el mundo" conoce la existencia y fin de esas ayudas y que se ha "dado por bueno" el acuerdo del que derivan.

UN SINSENTIDO Y UNA MISERIA POLÍTICA

En la rueda de prensa, "la más difícil" de su trayectoria política, la alcaldesa y secretaria general del PSOE de Camargo ha estado acompañada por el presidente del partido en el municipio, Ángel Gutiérrez; el secretario de organización, Iñigo Gómez, y Jesús María Amigo, miembro del comité local de la agrupación.

El primero de ellos ha tachado de "miseria política todo esto", que ve "gravísimo", y ha considerado igualmente un "sinsentido" que alguien firme un acuerdo y al cabo de los años lo denuncie. "En la vida política no vale todo. Para el partido socialista, la honradez y la honestidad es lo más importante", ha concluido.

La alcaldesa de Camargo declarará como investigada por los pagos "irregulares" de Escobedo
Comentarios