sábado. 01.10.2022

La Marisma Victoria de Noja acoge desde este mes de agosto la quinta campaña de anillamiento de aves con 20 jornadas distribuidas hasta octubre, en las que se podrán participar voluntarios que colaborarán en la instalación de las redes y la recogida de los datos, a la vez que aprenderán y conocerán a estas aves.

Aunque la actividad de la estación de anillamiento se extiende a lo largo de todo el año, el mayor esfuerzo se dedica durante la migración postnupcial, durante agosto, septiembre y octubre, y cuya finalidad es el marcaje de las aves que realizan su viaje migratorio hasta el continente africano y que utilizan la Marisma Victoria de Noja como zona de descanso y alimentación.

Según recuerda en un comunicado la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife), en 2018 comenzó su andadura esta estación de anillamiento de la Marisma Victoria destinada a conocer el papel del humedal en la conservación de las aves migratorias.

Desde entonces, y en el marco del proyecto Noja con la Red Natura 2000 que promueven el Ayuntamiento de Noja y SEO/BirdLife, se ha continuado con la labor de la estación de anillamiento con base en el Molino de las Aves y que ha sumado a lo largo de estos 4 años más de 120 jornadas de anillamiento según la metodología establecida por el Centro de Migración de Aves de SEO/BirdLife.

El programa de anillamiento ha contado ya con la participación de un centenar de personas voluntarias que colaboran en la instalación de las redes y la recogida de los datos. En 2018 se anillaron 631 aves de 34 especies, en 2019 se dobló esta cifra con 1.339 aves anilladas de 39 especies, en 2020 la cifra fue de 1.065 aves anilladas de 35 especies y en 2021 se anillaron 1.151 aves de 37 especies. En total, 4.186 aves anilladas de 47 especies diferentes.

De las 52 especies de aves registradas, cinco especies de aves componen el 80% de las aves anilladas, estando a la cabeza el mosquitero musical, seguido de la curruca capirotada, el carricero común, el mosquitero común y el petirrojo europeo.

NUEVE RECUPERACIONES INTERNACIONALES

Uno de los datos más destacados de estas campañas de anillamiento ha sido la recuperación de 9 aves portadoras de anillas extranjeras y el control de un ave anillada en Noja fuera de España.

Concretamente, se han recuperado tres mosquiteros musicales de Noruega; un petirrojo europeo, un pechiazul y un papamoscas cerrojillo procedentes de Francia; una curruca zarcera procedente de Gran Bretaña; y un carricero común anillado en Bélgica.

Los datos obtenidos en el programa proporcionan información de gran interés cómo la fecha de su anillamiento, posibles rutas migratorias o el tiempo que han empleado en recorrer esas distancias, así como sobre el estado de salud de la Marisma Victoria, ya que las aves que llegan pasan tiempo alimentándose de insectos para poder seguir su ruta hacia África.

El anillamiento científico es una de las herramientas que SEO/BirdLife utiliza para el estudio de las aves del humedal más importante del norte de España, donde realiza además desde 1997 un seguimiento continuo de las aves acuáticas a través del censo mensual que ha logrado acumular una notable cantidad de información con la que poder evaluar de manera continua el estado de conservación de este espacio natural.

Además, se realizan censos anuales de las aves reproductoras y seguimiento de las aves comunes a través del programa SACRE, un programa que convierte al Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel en unos de los pocos humedales de España con una información ornitológica "tan valiosa y extensa".

Estos programas de seguimiento no se podrían realizar sin el apoyo que se recibe por parte de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria y de Ayuntamientos como el de Noja que permiten tener en marcha una estación de anillamiento científico.

La Marisma Victoria de Noja acoge la quinta campaña de anillamiento científico de aves...
Comentarios