viernes. 07.10.2022

El secretario general de Industria de Ministerio, Raúl Blanco, ha manifestado que su departamento trabaja desde hace un año de la mano de Solvay para tratar de encajar su proyecto de descarbonización en alguna de las líneas de ayudas disponibles, algo que confía en que se logrará próximamente.

"No dudo que lo conseguiremos en los próximos meses", ha dicho, señalando que se trata de un proyecto "singular" que se está intentando incluir en dos líneas: la de ayudas para planes de innovación y sostenibilidad industrial, en la que todavía no ha tenido encaje por cuestiones "más bien administrativas"; o el PERTE de descarbonización de la industria electrointensiva, que se aprobará a finales de este año con una dotación "muy alta".

La idea es que esté la convocatoria abierta en el primer trimestre de 2023 y pueda dar cabida a proyectos como el de Solvay, según Blanco, que ha añadido que la Secretaría de Estado de Energía también está haciendo un "esfuerzo" para dar respuesta al caso de la factoría cántabra.

El responsable del Ministerio de Industria ha hecho estas afirmaciones durante su intervención este martes en el Foro Besaya Futura, celebrado en el Casino de Solvay, donde ha ofrecido la ponencia titulada 'La Industria, el futuro de Europa', en la que ha repasado la situación actual del sector y las líneas de ayudas disponibles para él en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Blanco ha destacado que, dentro de un contexto "incierto" y marcado por los acontecimientos del panorama internacional, España tiene datos "buenos" y "estabilidad", con un crecimiento del PIB de en torno al 4,5%, un récord de afiliados a la Seguridad Social, con 20,3 millones, y una tasa de paro "alta" en comparación con otros países pero "relativamente positiva" si se compara con crisis anteriores.

Por ello, es "optimista, pero prudente" de cara al futuro, ya que a pesar de estos datos hay "mucha incertidumbre con lo que va a suceder en los próximos meses". Así, cree que hay que ser "muy prudentes" con cualquier previsión que se haga más allá de finales de este año, pero también lanzar un mensaje de "robustez" viendo la situación en que se encuentra el país, y especialmente la industria, después de una situación "extrema" como ha sido la pandemia, a la que ahora se suman las consecuencias de la guerra en Ucrania.

De hecho, ha destacado que la caída en 2020 fue "muy dura" al paralizarse toda la actividad, pero la recuperación ha sido "mucho más rápida" de lo previsto.

"Nuestra labor es dar el máximo de certeza y movilizar el máximo de proyectos". "Actualmente ese horizonte está en marcha, está garantizado y permite trabajar a las empresas con horizontes mas allá de un año en sus proyectos", ha defendido el secretario general tras repasar las líneas que ha puesto en marcha el Gobierno con el objetivo de "movilizar al máximo la inversión".

En este sentido, y cuestionado por los asistentes a su ponencia, ha aclarado que el fin no es "dar dinero por dar, para subsitir o para tapar agujeros", sino para garantizar la competitividad de las empresas a largo plazo. Además, se quiere movilizar "el máximo número de proyectos", tanto de grandes empresas como de pymes.

INDUSTRIA DEL BESAYA

Así, ha animado a la industria del Besaya a que presente a las convocatorias todos los proyectos en marcha. "Esto va de proyectos, no de territorios", ha sentenciado, opinando que si se da ese impulso se irá "reduciendo la incertidumbre" y, "a pesar de que el entorno es el que es, en Cantabria estamos seguros de que todo ello va a ser muy positivo".

Al hilo, ha asegurado que el Ejecutivo central está "abierto a dar apoyo a todo proyecto industrial" que haya en la zona del Besaya, que cuenta con una industria "centenaria", puntualizando que el fin no solo es "reflotar alguna empresa", como podría ser Sniace, sino impulsar proyectos.

Para ello, ha dicho que es importante que Torrelavega y su entorno cuenten con suelo industrial y que haya espacio para desarrollar esas nuevas iniciativas.

Y fuera del Plan de Recuperación también ha puesto en valor el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que ha tenido "un impacto significativo" en Cantabria ya que ha aportado 50 millones de euros de financiación conjuntamente para Global Steel Wire y Forgings & Castings.

Entre el público que ha asistido a la ponencia de Blanco se encontraban varios miembros del Gobierno regional, como el vicepresidente, Pablo Zuloaga, o las consejeras de Economía y Empleo, Ana Belén Álvarez y Eugenia Gómez de Diego; otras autoridades como la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; el presidente del Parlamento, Joaquín Gómez; o el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, y varios miembros de la Corporación, así como diputados, representantes empresariales y sindicales.

El Ministerio confía en "encajar" el proyecto de Solvay en alguna de sus convocatorias
Comentarios