Cs Torrelavega dice que el retraso en licitar el nuevo camión de bomberos "compromete" el servicio

El concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Torrelavega, Julio Ricciardiello, ha denunciado hoy que el retraso en la licitación del nuevo camión de bomberos, programada desde hace tres años en los presupuestos y que se ha realizado esta semana, "compromete" el servicio, ya que el actual, con una antigüedad de 23 años, "no garantiza la fiabilidad" en caso de intervención.

En un comunicado, Ricciardiello ha explicado que Cs lleva dos años solicitando la adquisición de un nuevo camión de bomberos, ya que el que está ahora en funcionamiento, una bomba urbana de segundo servicio, tiene "graves fallos" en la bomba de suministro del agua, "con el riesgo que conlleva hacer una intervención y que no se asegure el correcto funcionamiento del sistema".

A ello se suma que el camión principal o de primer servicio, con 11 años de antigüedad, se encuentra en reparación, "con lo que no solo se pone en riesgo a la población de Torrelavega, si no al resto de los otros 10 municipios a los que esta estación da servicio, en total 140.000 personas" ha aseverado el edil.

Además, ha recordado que existe un tercer camión, más pequeño, destinado a rescate de tráfico cuya carga de agua es menor, y que actualmente se utiliza cuando el primero está ocupado, "pero su función está muy limitada".

Según el edil, la "problemática" del cuerpo de bomberos no se reduce solo a los vehículos, sino que estos profesionales no tienen la ropa preceptiva para realizar su trabajo desde hace dos años, tras quedar desiertas las dos licitaciones debido a que los precios ofertados no se ajustan a los de mercado. Ante esta circunstancia, "los bomberos se compran su propia ropa de trabajo en un conocido supermercado de la zona", ha censurado.

Para el concejal, el problema del vestuario es "un ejemplo más" de la "falta de previsión y de desarrollo" de las actuaciones programadas por los concejales de área, el regionalista Pedro Pérez Noriega y el socialista Bernardo Bustillo, y que pone de manifiesto "la carencia de gestión en el Ayuntamiento de Torrelavega".

Ricciardiello ha explicado que, pese a que la estación de bomberos da cobertura a 11 municipios, es Torrelavega quien asume la práctica totalidad del gasto, ya que de los 2.390.000 euros que cuesta al año su mantenimiento el Gobierno de Cantabria "solo" concede una subvención de 450.000 euros, mientras el resto se sufraga desde las arcas municipales de Torrelavega.

Comentarios