sábado. 01.10.2022

El Ayuntamiento de Santander aportará 25.000 euros al año a la Cocina Económica para financiar su labor de atención integral a las personas más desfavorecidas de la ciudad, a través de sus programas de intervención social, atención sanitaria, comedor e higiene.

Así lo ha anunciado hoy la alcaldesa, Gema Igual, durante una visita a esta entidad, en la que ha trasladado a su directora titular, sor Clara Gallego; y a su directora técnica, sor Evelia Cantera, los términos del convenio que el Ayuntamiento incorpora como novedad este año dentro de los presupuestos municipales, en los que "el gasto social alcanza los 21 millones de euros".

En este sentido, ha destacado que en el presupuesto de Santander para este año crecen todas las partidas sociales, como bienestar social (6%), igualdad (14%), familia (5,5%), inmigración y cooperación al desarrollo (11,4%), autonomía personal (13,8%) o salud (30,8%) y ha hecho hincapié en que, si se incluyen los gastos asociados a los servicios y programas municipales de carácter social, como los de personal, "la cifra que el Ayuntamiento destina anualmente a las políticas sociales llega hasta los 24,4 millones".

Igual ha recordado que el Ayuntamiento de Santander ha venido aumentando progresivamente el gasto social en el municipio, lo que ha permitido ampliar y potenciar los programas y acciones que ya están en marcha para atender a quienes más lo necesitan, así como incorporar nuevas iniciativas y reforzar el apoyo a las entidades sociales que trabajan en la ciudad.

Ese es el caso del convenio que se firmará próximamente y por el que la Cocina Económica recibirá 25.000 euros del Ayuntamiento para colaborar en las diferentes acciones que llevan a cabo, que van "mucho más allá" de la principal función por la que muchos santanderinos conocen a esta entidad, como es la de proporcionar alimentos a las personas que se encuentran en situación de exclusión social.

A este respecto, ha precisado que la Cocina Económica trabaja para que salgan de esta situación, acompañándoles cuando empiezan a tener sus primeros ingresos y deben autogestionarse, con el fin de que dejen de ser usuarios cuanto antes.

Para ello, tienen en marcha un proyecto, como 'Manipulados Solidarios', que busca mejorar la formación y las capacidades de los participantes, de manera que mejoren sus posibilidades de inserción laboral.

En estos talleres, de las especialidades de encuadernación y cartonaje, textil y de fabricación de alpargatas, se elaboran productos que se venden posteriormente en la propia Cocina Económica (calle Tantín 27), en un proceso a través del cual los usuarios del centro aprenden distintas técnicas de trabajo manual y mecánico y adquieren hábitos de trabajo, como la responsabilidad, la exigencia personal, la creatividad y la constancia.

La alcaldesa ha señalado que su visita de hoy ha buscado "poner en valor todo lo que hacen, el número de personas a las que atienden y el beneficio que generan", una labor que ha agradecido tanto al equipo directivo como a los profesionales y voluntarios que atienden la Cocina Económica, al tiempo que ha animado a todos los santanderinos "a que vengan a encargar detalles de empresa, de boda o cajas, porque con ello estarán haciendo una buena obra".

La responsable técnica del centro se ha referido también a la labor que se desarrolla desde el centro de día, "que es una forma de que personas más vulnerables que no están muy dispuestas a participar en los talleres pero reciben un apoyo de una forma más personalizada con actividades que les puedan atraer y no se vayan a la calle porque la calle no es buena maestra".

"La pobreza de las personas que vienen aquí radica en la soledad, la falta de vínculos familiares y sociales y la falta de actividad. Por eso, nuestro objetivo es tenerles ocupados, darles algo que hacer, que se sientan útiles", ha explicado Sor Evelia.

Por su parte, la directora titular de la Cocina Económica ha considerado que firmar el convenio resulta "muy positivo", por la implicación y sensibilidad del Ayuntamiento hacia la Cocina Económica, que es una entidad muy querida por los santanderinos.

"Queremos que todos los santanderinos tengan una vida digna y tengan oportunidades", ha resumido Igual, quien ha señalado que, con este acuerdo, se refuerza el apoyo que el Ayuntamiento brinda a una entidad a la que la ciudad quiso agradecer su labor con la concesión a la orden de las Hijas de la Caridad de la Medalla de Oro de la ciudad, en septiembre de 2008, con motivo del centenario de la creación de la Cocina Económica.

CONVENIO PARA ATENCIÓN INTEGRAL

El convenio de colaboración que firmarán el Ayuntamiento y la Cocina Económica tiene como finalidad colaborar con su labor para atender no solo las necesidades de alimentación sino la atención integral de las personas más desfavorecidas de Santander.

En concreto, tendrá los siguientes objetivos: ayudar a cubrir las necesidades básicas de alimentación de las personas sin recursos; intentar devolver la autoestima a aquellas personas más desfavorecidas, así como lograr que avancen en su independencia y reintegración social; realizar toda clase de actividades sociales, asistenciales, culturales y lúdicas, encaminadas al logro de lo anteriormente expuesto y sensibilizar a la sociedad.

Se atenderá a personas con muy bajos ingresos, que se encuentran en riesgo de exclusión social o no disponen de los medios necesarios para cubrir sus necesidades básicas, sin hogar, con problemas graves de salud mental, abandono personal importante, dependencia de alcohol y sustancias tóxicas o en situación de irregularidad administrativa.

El programa consistirá, entre otros aspectos, en la intervención social, acogiendo y estudiando cada caso de forma personalizada para detectar sus necesidades y realizar un plan de intervención más amplio, solicitando la colaboración y participación responsable del individuo con el objetivo de dignificar a la persona, valorando sus capacidades.

El Ayuntamiento colaborará también en el servicio de comedor que realiza la Cocina Económica ofreciendo desayunos, comidas y cenas los 365 días del año, así como de higiene, con duchas, lavandería, ropero y peluquería.

Adicionalmente, se presta también atención sanitaria, procurando la medicación a quienes no tienen la posibilidad de adquirirla y administrándola en cada comida a aquellos que tienen dificultad para hacerlo por sí mismos.

El Ayuntamiento aportará 25.000 euros al año a la Cocina Económica
Comentarios