lunes 29/11/21

El desalojo por parte de un fondo inmobiliario de una pareja con dos hijos menores, de dos años y nueve meses, previsto para este jueves en Santander ha sido suspendido.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la plataforma Stop Desahucios, que han señalado que la comisión judicial, al ver a varias decenas de personas --unas 60 o 70, según calculan desde este colectivo-- que se habían concentrado en los aledaños de la vivienda, ubicada en el número 80 de la avenida Cardenal Herrera Oria, para intentar para el desahucio, ha anunciado su suspensión.

En la concentración de apoyo a la familia, que comenzó una hora antes de la hora prevista del desalojo, ha habido no solo representantes de Stop Desahucios, sino de la Plataforma de los Afectados por las Hipoteca (PAH) de Santander y de otros colectivos.

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Un miembro de Stop Desahucios habló con integrantes de la comisión judicial, para advertirles de la "situación de vulnerabilidad" en la que estaba esta familia.

La suspensión del desahucio ha llegado después de que un auto judicial ratificara a principios de esta semana la orden de desalojo, en respuesta al recurso del abogado de la familia.

Según informó Stop Desahucios, la pareja, Karen y Jonatan, se encuentra en situación de desempleo desde hace varios años y sobrevive gracias a los 650 euros del ingreso mínimo vital. Hasta hace un año aproximadamente, Jonatan trabajaba de vez en cuando en un mercadillo, pero desde que estalló la pandemia no realiza ninguna actividad remunerada.

Desde 2018 residen en la vivienda de Cardenal Herrera Oria, adquirida en diciembre de ese año por un fondo inmobiliario y que, según Stop Desahucios, se encontraba "abandonada, en un estado deplorable, y usada por las palomas como habitáculo".

La familia, según la plataforma, se ocupó de arreglar la vivienda y hacerla habitable, y ha intentando en varias ocasiones llegar a un acuerdo con el actual titular para pagar un alquiler, con resultados infructuosos.

El abogado de la pareja presentó un nuevo recurso solicitando la suspensión, ya que, a su juicio, "cumplen a rajatabla todos los criterios" del decreto de medidas urgentes para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad social y económica en el ámbito de la vivienda y en materia de transportes, sostiene Stop Desahucios.

Además, según Stop Desahucios, hace unos días los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santander emitieron un informe social donde comunicaban al juzgado la existencia de una "vulnerabilidad socioeconómica" clara en cinco indicadores (económico, vivienda, social, familiar y personal), pero pese a ello, el juzgado continúa con el objetivo del desahucio.

Suspendido el desalojo de una familia con dos menores en Santander
Comentarios