lunes 29/11/21

Santander se convertirá por unos días, durante la primavera de 2022, en la capital del Slow Art con la celebración de 'Tiempo de Arte. Slow Art Circuit Spain', el I Congreso Internacional en torno al arte como transformador social y benefactor, que pasará después por Madrid y Málaga.

La presentación del congreso se ha celebrado en el Palacio de la Magdalena y ha contado, entre otras autoridades, con la participación de la alcaldesa de Santander, Gema Igual; la directora general de Turismo del Gobierno de Cantabria, Marta Barca; Jesús Tortosa, director general de la Cámara de Comercio de Cantabria, así como miembros de la sociedad civil y un nutrido grupo de empresarios convocados por la Cámara de Comercio de Cantabria.

En su intervención, Igual ha señalado que este proyecto permitirá "seguir poniendo en valor los recursos culturales de la ciudad, relacionar la cultura con otros pilares económicos fundamentales de la región, ponernos en red con ciudades como Madrid y Málaga, y disfrutar y sentir el arte siendo conscientes de las sensaciones que produce".

Mientras, Barca ha afirmado que Cantabria es una Comunidad para "alimentar el alma y cuidar la esencia", y ha destacado que el Slow Art "marida a la perfección" con el Slow Tourism y la apuesta del Gobierno por "el descubrimiento consciente del patrimonio, de la cultura, de la gastronomía, y de todo lo que ofrece esta tierra".

En esta misma línea, Tortosa ha insistido en que "Cantabria tiene que seguir preservando su patrimonio cultural, aprovechar todo su potencial, y trabajarlo como una de las líneas estratégicas".

Por su parte, la impulsora de la iniciativa, Merche Zubiaga, ha recordado que el propósito de 'Tiempo de Arte. Slow Art Circuit' es poner en valor el arte "a través de un consumo saludable como una de las herramientas más poderosas para la transformación social".

Zubiaga se ha basado en la experiencia del movimiento Slow Food, creación de Carlo Petrini, así como en las acciones del instaurador de este movimiento en el mundo del arte, Phil Terry, que concibió la idea en el Jewish Museum de Nueva York, en 2008. Un año más tarde, 16 museos instauraron el Slow Art Day.

Desde entonces, más de 700 lugares, incluyendo museos, galerías, estudios de artistas y lugares de arte público, han participado en lo que se ha convertido en un evento anual.

Este movimiento promueve que, más allá de producir obras de forma sistematizada y masificar su consumo de forma desmedida, el arte busque la reconexión artista-espectador, sea vehículo de esta comunicación, y se viva como una experiencia emocional, transcendental y enriquecedora.

En el Congreso 'Tiempo de Arte. Slow Art Circuit' se debatirán nuevas maneras de concebir y experimentar el arte por artistas, galeristas, coleccionistas, directores de museos nacionales e internacionales. Asimismo, se expondrán estudios científicos que avalan el carácter beneficioso del arte y la cultura sobre la salud.

El congreso cuenta con el apoyo del Gobierno regional y del Ayuntamiento de Santander a través de Convention Bureau, así como con la colaboración del Centro Botín, que será sede de este primer congreso.

Durante su presentación se ha dado a conocer también a los miembros del Consejo Asesor del congreso, formado por José María de Francisco, director de la Feria Estampa, escritor y comisario de numerosas exposiciones; Alicia Ventura, pionera y experta en la relación del arte y la salud, empresaria y asesora de colecciones y proyectos artísticos; Alejandra Sánchez Yagüe, especializada en mindfulness y creatividad, y Charo Izquierdo, periodista y consultora.

Santander será la primera parada del circuito internacional de Slow Art
Comentarios