martes. 06.12.2022

El Ayuntamiento de Santander ha puesto en marcha el plan de poda anual que se lleva a cabo en diferentes zonas de la ciudad con el fin de "proteger y revitalizar" el arbolado, así como favorecer la convivencia y evitar conflictos con los vecinos, disminuyendo el peso de las ramas y su envergadura.

Así lo ha anunciado la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, quien ha recordado que este plan, que se lleva a cabo todos los años por estas fechas, ha comenzado a finales de octubre por el Paseo Pereda y ha seguido con la poda de los Tamarix situados en el Paseo Marítimo, avenida Castañeda y Reina Victoria.

En este sentido, ha detallado que se realizan podas de reestructuración en los plátanos, reducción de copa y de ramas laterales en las alineaciones de las calles para prevenir molestias a edificios y calzadas, entre otras actuaciones.

Rojo ha informado que esta semana se ha intervenido en la calle Reina Victoria, realizando una poda de reestructuración, dejando una superficie lateral de ramaje y se continuará con la poda de Antonio López, Valdenoja, Ramón y Cajal, Joaquín Costa, y demás calles con arbolado de envergadura y vigorosidad.

Con respecto al paseo de Menéndez Pelayo, ha señalado que la poda se realizará durante el mes de diciembre, ya que se tiene que realizar un corte total de la vía y desalojo de todos los aparcamientos, situación que únicamente se ve viable en la temporada de vacaciones escolares, trabajando así sin peligro para personas y vehículos que transitan de una manera continuada por dicho paseo.

Por su parte, se ha referido a las podas "en verde" de perfilados, galibo, entresaca y despeje de fachadas que se llevan a cabo a lo largo de todo el año, como, por ejemplo, los liquidámbar de Calvo Sotelo, chopos de la avenida del Deporte, avenida de Los Castros y aligustres situados en varias zonas de la ciudad.

"Santander es una de las ciudades españolas con más espacios verdes por habitante", ha destacado la edil, apuntando que cuenta con alrededor de 20 metros cuadrados de áreas verdes por cada ciudadano, por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que establece al menos un árbol por cada tres habitantes y un mínimo de 10 metros cuadrados de zona verde por habitante.

Igualmente ha subrayado que Santander dispone de 3,5 millones de metros cuadrados de espacios verdes y superficie ajardinada -sin contar el área natural del parque Litoral Norte con cuatro millones de metros cuadrados más-, y ha hecho hincapié en que el Ayuntamiento continuará así avanzando en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para la mejora continua del medio ambiente en la ciudad.

Santander pone en marcha el plan de poda anual
Comentarios