lunes. 26.09.2022

El Ayuntamiento de Santander ha puesto en marcha una campaña para concienciar y ayudar a comprender que los caminos escolares son una responsabilidad de todos.

Bajo el título 'Por un camino escolar seguro y sostenible', la campaña se ha elaborado recogiendo las principales sugerencias de los agentes de Policía Local y de Movilidad, las recomendaciones de la DGT y del ministerio y las necesidades de los centros y las familias.

Así lo ha dado a conocer la concejala de Educación, Noemí Méndez, que ha presentado esta iniciativa municipal que implica un alto grado de compromiso y complicidad por parte de los ayuntamientos, las familias y los colegios, así como de los vecinos, porque "en los barrios, convivimos todos y a todos nos afectan esas horas punta de entrada y salidas de los colegios".

"Todos debemos trabajar en la misma dirección. Es necesario cuidar de la seguridad de nuestros pequeños, pero a la vez mantener la convivencia entre los horarios del resto de los vecinos, el uso de vehículos, las entradas a trabajos, etcétera", ha dicho.

Con respecto a los detalles de la campaña, Méndez ha explicado que está ya presente en las marquesinas de la ciudad y los centros escolares, tanto colegios como institutos, a los que se les está haciendo llegar información, como posters con los recordatorios más básicos y flyer que pueden llevarse a casa los alumnos.

La edil ha destacado la labor de la Policía Local y los agentes de Movilidad, que colaboran "de una manera permanente con la comunidad educativa", rotando por los cuarenta y seis centros educativos en los horarios de entrada y salida de los colegios e institutos a lo largo de todo el curso.

La iniciativa sobre los caminos escolares seguros traslada varios mensajes de concienciación, entre ellos, evitar aparcar a la entrada o salida de los colegios; respetar los límites de velocidad; cruzar siempre por semáforos o pasos de peatones; no cruzar en diagonal; y no detenerse detrás del autobús escolar para facilitar al conductor la visibilidad, evitando atropellos y atascos.

Por su parte, a través de la información sobre los caminos escolares sostenibles se pretende concienciar sobre la necesidad de ir caminando al colegio siempre que sea posible, fomentando así el ejercicio físico, reduciendo el tráfico y las emisiones contaminantes; apostar por el transporte público y la bicicleta por ser más respetuosos con el medio ambiente; usar el carril bici y los parkings para bicicletas; y abogar por el uso de los coches compartidos.

Santander pone en marcha una campaña para concienciar sobre la seguridad en los caminos...
Comentarios