Santander pide al Gobierno medidas urgentes para reducir la inflación y proteger a los consumidores

El Ayuntamiento de Santander ha pedido en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que el Gobierno adopte medidas urgentes para reducir la inflación y proteger a los consumidores.

La concejala de Comercio, Consumo y Mercados, Miriam Díaz, ha defendido este miércoles la postura del Grupo Popular en la comisión de Consumo de la FEMP sobre el impacto de la inflación, donde ha calificado de "insostenible" la situación que están padeciendo millones de españoles por la "escalada imparable" de los precios, ha indicado el Consistorio en nota de prensa.

En la reunión de la comisión, los alcaldes y concejales del PP han solicitado al resto de grupos políticos consensuar un manifiesto en el que se pida al Gobierno que actúe ya y adopte medidas urgentes para reducir la inflación y así restablecer y garantizar los derechos de los consumidores y usuarios.

Díaz ha incidido en "la crítica situación que sufren los ciudadanos que no pueden llegar a fin de mes como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo y las desorbitadas subidas de los precios de bienes y servicios básicos".

Asimismo, ha recalcado que esta situación no solo afecta a las familias, sino también a muchas empresas e incluso a las propias entidades locales.

En este sentido, la iniciativa del Grupo Popular advierte de que los gobiernos locales tienen sus cuentas "muy tensionadas" debido "a la asunción de numerosos gastos extraordinarios debido a la pandemia del y a no haber contado con ningún fondo Covid que paliara esta situación".

A eso, indican, se suma ahora "la imparable subida del coste de la energía que está obligándoles a pagar facturas que duplican o incluso triplican el coste por lo que este hecho va a suponer un descalabro financiero para muchas entidades locales".

Por este motivo, los 'populares' han trasladado un documento para ser consensuado en el seno de la comisión en el que, además de solicitar el establecimiento de mecanismos económicos y fiscales que reduzcan la inflación, se exige una rebaja temporal de todos los impuestos relacionados con la energía hasta que se normalicen los precios en los mercados internacionales.

Asimismo, piden que se adopten medidas para eliminar gastos, sin rebajar la calidad de los servicios y que compensen la reducción de los ingresos del Estado.

En el documento, también se pide garantizar a los usuarios, con falta de habilidades digitales, atención presencial, tanto en el medio urbano como rural y exigir aplicaciones intuitivas y sencillas que reduzcan la brecha digital.

Finalmente, los 'populares' sostienen la necesidad de replantear en profundidad la utilidad del actual Ministerio de Consumo, ya que consideran que es "promotor de polémicas y nulo gestor de los intereses y derechos de los consumidores".